Hace poco, unos investigadores chinos realizaron una revisión sobre el descubrimiento de fósiles de un raro animal parecido a un radiodonte. Este hallazgo habría ocurrido en 1990, en Chengjiang Lagerstätte, en la provincia de Yunnan.

En principio, los descubridores identificaron al espécimen como una especie de radiodonte ya descrita. Pero, los investigadores del reciente estudio descubrieron que se trataría de un género desconocido.

Los fósiles serían de un individuo joven de casi 15 centímetros de largo y aproximadamente 5 cm de ancho. Este habría vivido durante el período Cámbrico, hace 541 millones y 485,4 millones de años, y su apariencia habría sido muy peculiar, con ojos en los tallos, un par de apéndices en forma de brazos revestidos de púas y una cola con cuchillas.

Los hallazgos fueron compartidos el 7 de septiembre de 2022 en el Journal of the Geological Society.

Créditos: Han Zeng.

Fósiles de un animal raro de la especie radiodonte

Los investigadores consideraron que el bicho raro no sería de una especie previamente conocida. Esta suposición surgió después de que se percataran de que el fósil posee un par de extremidades frontales puntiagudas, conocidas como apéndices rapaces.

Según los científicos, estas características difieren de todos los demás radiodontes. Por lo tanto, decidieron realizar una reevaluación de los fósiles.

Los científicos pertenecen al Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing en la Academia de Ciencias de China. Estos detectaron similitudes entre el espécimen encontrado y los radiodontes, pero también diferencias importantes.

Principalmente se distinguen por sus diversas formas de apéndices rapaces. En el fósil, estos tenían formas únicas por lo cual pudieron determinar que se trata de una nueva especie y de un género desconocido.

Entonces, decidieron llamar a la nueva especie como Innovatiocaris maotianshanensis, usando las palabras latinas «innovación» y «cangrejo» sumadas a Maotianshan, el lugar en Chengjiang donde se descubrieron los fósiles.

Esta especie habría sido uno de los depredadores más temibles del océano. Con sus apéndices rapaces podían depredar presas grandes y sus ojos grandes indicarían que tenía una buena visión. Su estructura corporal en general revela que este animal fue un depredador activo.

Con este descubrimiento se revelan nuevas pistas sobre la evolución de estos artrópodos y da más detalles sobre cómo cazaban y se alimentaban. Quizás con los próximos hallazgos de nuevos fósiles se sepa un poco más sobre ellos.

Referencias:

Ancient and bizarre ‘innovation crab’ from China had eyes on stalks, spike-studded arms and a tail full of ‘blades’: https://www.livescience.com/innovation-crab-cambrian-arthropod-china

Innovatiocaris, a complete radiodont from the early Cambrian Chengjiang Lagerstätte and its implications for the phylogeny of Radiodonta: https://www.lyellcollection.org/doi/abs/10.1144/jgs2021-164

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *