Muchos piensan que los pingüinos son los mejores padres en todo el reino animal ya que pasan varios meses de pie incubando sus huevos, e incluso suelen criar bebés abandonados. Pero existe una especie en particular, el pingüino de Sclater o pingüino de las Antípodas, que pone en duda el amor de estas aves por su primer huevo.

Estos progenitores destruyen o expulsan del nido al primero de sus huevos para incubar únicamente al segundo hijo. Por lo tanto, de los dos huevos que ponen los pingüinos Sclater en cada temporada de reproducción, solo sobrevive uno. 

Tal desprecio hacia los primogénitos es algo común en esta especie de las islas Antípodas desde 1998, pero no por ello deja de ser menos preocupante. Los investigadores de Nueva Zelanda han confirmado que la población de pingüinos de Sclater ha disminuido bruscamente en los últimos 50 años, así que ahora son una especie en peligro de extinción por culpa de este infanticidio. 

Pero, por increíble que parezca, ese extraño comportamiento no está ligado a ningún tipo de favoritismo. En realidad es una estrategia de supervivencia, pues los pingüinos saben que el primer huevo no sobrevivirá.

La naturaleza es cruel con el primer huevo 

De izquierda a derecha, el primer y el segundo huevo de estos pingüinos / Créditos: La Vanguardia, autor: Lloyd Davis

El huevo inicial de los pingüinos de las Antípodas es mucho más pequeño que el segundo. De hecho, es prácticamente del tamaño de un huevo de gallina, cuando se supone que debería alcanzar los 13 o 15 centímetros de altura. 

Algunas teorías sugieren que el primogénito siempre es más pequeño porque se forma mientras las aves todavía están migrando. El segundo, por el contrario, tiene otros cinco días para desarrollarse después de que el primero es expulsado de la madre. Por lo tanto, es sustancialmente más grande.

Quizás para nosotros el tamaño no sea lo más importante, pero para los pingüinos de las Antípodas mientras más grande sea el huevo es más probable que sobreviva. Es por eso que las madres pingüino eligen al último de sus hijos por encima del primer huevo. 

La falta de alimento también afecta la relación de los pingüinos con sus primogénitos 

Más pingüinos de las Antípodas / Vía Freebirds

Durante el período de incubación, que suele durar entre 40 y 50 días, los huevos no necesitan alimento. Pero una vez que nazcan esos bebés pingüinos, la madre tendrá que darles alimentos blandos como el krill para que se desarrollen. Otro factor que juega en contra de los primogénitos, ya que los pingüinos de las Antípodas no pueden encontrar la misma cantidad de krill y calamares que sus antepasados.

Los investigadores no han podido hacer ninguna expedición reciente a esta isla para determinar por qué ya no hay alimento, pero le atribuyen esta escasez al cambio climático.

En cualquier caso, es un hecho que no hay comida suficiente para alimentar a dos bebés pingüinos cada temporada, así que las madres deben decidir entre el primer o el segundo huevo. Y sabemos perfectamente qué criterio utilizan para tomar esa decisión: el tamaño.

Con más comida disponible, el segundo huevo podría desarrollarse mejor ya que tiene características que le dan una ventaja inherente sobre el primer huevo. Por lo tanto, el primogénito debe desaparecer para asegurar la supervivencia de su hermano.

De todos los 113 nidos de pingüinos Sclater estudiados, alrededor del 80% habían abandonado a su primer huevo el día en que nació el segundo. Y el otro 20% restante decidió abandonarlo una semana después, cuando se dieron cuenta que no podían criar dos huevos. 

Algunos padres pingüinos optaron por sacarlos del nido y dejarlos a su suerte, mientras que otros directamente los pisaron.

Posiblemente este sea el mejor ejemplo de selección natural, pues la naturaleza favorece al segundo huevo y los pingüinos terminan el trabajo asesinando al primero. Sin embargo, no deberíamos pensar que todos los pingüinos son así… algunos sí son padres sacrificados.

Referencias:

The breeding biology of erect-crested penguins, Eudyptes sclateri: Hormones, behavior, obligate brood reduction and conservation https://doi.org/10.1371/journal.pone.0275106 

These Penguins Mysteriously Abandon Their First Egg. We Finally Know Why https://www.sciencealert.com/these-penguins-mysteriously-abandon-their-first-egg-we-finally-know-why

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *