¿Alguna vez pensaste que una cucaracha podría salvar tu vida? Nunca, ¿cierto? Pero ahora queremos que veas sus capacidades más desagradables como una virtud. Piensa en su capacidad de caminar a través de las grietas o la de sobrevivir a cualquier condición. Por todo ello, han sido seleccionadas para realizar misiones de rescate. Solo que esta hazaña la llevarán a cabo unas cucarachas cíborg luego de catástrofes, como un terremoto.

Para ser más específicos, esta pequeña cuadrilla de insectos sería de gran ayuda para inspeccionar áreas peligrosas, monitorear el medio ambiente e incluso identificar personas bajo los escombros. Y, para que esto sea posible, deben ser guiadas artificialmente y durante largos períodos de tiempo. Por tanto, se requiere primero de un control inalámbrico de sus piernas y, por consiguiente, una batería para alimentar el sistema.

La buena noticia es que el primer requisito ya ha sido resuelto. Y, del segundo, un equipo internacional ya está a cargo. El grupo de investigadores provienen del Instituto japonés RIKEN Cluster for Pioneering Research (CPR) y acaba de crear un dispositivo que recarga la batería a través de la luz solar.

Detalles sobre el aporte del equipo de investigación para crear cucarachas cíborg que serán de ayuda durante un terremoto

Esto es lo que contiene la mochila que diseñó el equipo:

  • Posee módulos de células solares orgánicas ultrafinas (de 0.004 mm). Son flexibles, así que se adhieren al cuerpo del insecto sin afectar sus movimientos naturales.
  • Todo esto permitirá que las cucarachas cíborg controladas a distancia durante un terremoto puedan desplegarse en misiones de búsqueda. Y entrar a lugares poco accesibles o peligrosos sin tener que dirigirse a estaciones de acoplamiento para recargar su batería.
  • El objetivo de esta tecnología es usarla en misiones de rescate. Específicamente en derrumbes de edificios donde queden personas vivas bajo los escombros o en lugares donde otros humanos no puedan acceder.
  • Cabe señalar que el estudio fue publicado en la revista npj Flexible Electronics. Y, según el texto, el equipo ha usado la especie cucaracha silbante, presente en Madagascar. Esto se debe a su tamaño, pues mide de cinco a siete centímetros. Tales dimensiones son perfectas, ya que ofrecen una superficie lo suficientemente grande como para insertar la pequeña celda solar y su mochila de control.
  • Sumado a ello, esta especie no tiene la capacidad de volar, hecho que facilita su vigilancia. Lo más remarcable de esto es que el insecto no siempre tendrá que cargar con su equipaje, ya que se le podrá retirar el dispositivo.  
cucaracha cíborg
Una Cucaracha Silbante con el dispositivo recargable. Vía Kenjiro Fukuda

¿Cuál es la clave que hará a este experimento funcionar?

Kenjiro Fukuda, quien lidera el equipo de investigación, siente que la clave para que esto funcione se reduce a esto: que los insectos no sienten dolor. Este también añade: “No hay necesidad de una aprobación ética”. Sin embargo, no podrían hacer esto en mamíferos: “Eso sería un problema porque ellos sí sienten dolor”. Este tipo de mecanismo de recarga eléctrica también podría ser aplicado en otros insectos cíborg, tales como abejas.

Pero no todo es victoria, ya que todavía hace falta optimizar el sistema de control del circuito. Haciendo énfasis en el caso de nuestras cucarachas cíborg para usar durante un terremoto: el desafío está en cambiar de modo “recarga” a modo “misión” de manera eficiente.

Fukuda sostiene: “Antes de que la batería se acabe, necesitamos guiar el insecto para que se mantenga bajo la luz solar. Después de la recarga, hay que cambiar el modo para que reinicie la ruta de rescate. Crear este sistema es nuestro próximo paso en la investigación”. El líder del equipo cree que dentro de tres a cinco años será posible poner a las cucarachas en acción, pero todo dependerá de los avances técnicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *