Joy Milne es una enfermera jubilada escocesa con un talento inusual que la llevó a colaborar en la creacción de una prueba experimental de detección de la enfermedad de Parkinson. Ella posee un olfato muy desarrollado capaz de detectar el olor característico que emanan las personas con esa enfermedad.

Actualmente, Milne está trabajando con científicos del Reino Unido para identificar las moléculas que le dan al Parkinson su firma olfativa distintiva.

En concreto, el equipo se centró en un conjunto de moléculas para crear una prueba experimental de detección basada en un hisopo de piel.

Todos los hallazgos del estudio están plasmados en un artículo publicado en la revista JACS Au de la American Chemical Society.

Prueba de detección experimental de la enfermedad de Parkinson

Milne actualmente tiene 72 años, pero toda su vida convivió con una condición llamada hiperosmia hereditaria que hace que las personas tengan el olfato hipersensible. Por medio de esta habilidad Milne pudo sentir el Parkinson en su esposo Les, que emanaba un olor peculiar.

Años más tarde, Les fue diagnosticado con Parkinson. Entonces Milne asoció ese cambio de olor a esta enfermedad. Él falleció en 2015.

En 2012, Milne conoció al neurocientífico Tilo Kunath al que le comentó su hallazgo. Para probar las habilidades de Milne, Kunath le envió a Milne 12 camisetas, seis de personas con Parkinson y seis de personas sanas.

Milne pudo identificar la enfermedad en los seis casos. Además, detectó la enfermedad en la camiseta de una persona sana que un año más tarde fue diagnosticada con Parkinson.

Joy Milne. Créditos: Chris Watt/Alamy Stock Photo.

Desde entonces, Kunath y su equipo están buscando las moléculas responsables del cambio de olor que puede detectar Milne.

El arduo trabajo sirvió para descubrir cambios en las moléculas grasas conocidas como lípidos en personas con Parkinson.

Basándose en esos hallazgos, hoy el equipo está trabajando en una prueba simple basada en un hisopo de piel para detectar esa firma de lípidos responsable del olor característico en la enfermedad de Parkinson.

Estos lípidos pueden detectarse en cuestión de minutos mediante un tipo especial de espectrometría de masas. En este proceso se transfieren las sustancias desde un hisopo a un analizador usando solo una hoja de papel.

Aunque aún no lo confirmaron, la prueba podría tener un 90% de precisión para detectar la enfermedad de Parkinson.

Los próximos pasos

Ahora el equipo busca determinar si esta prueba también puede usarse en hospitales como herramienta de diagnóstico. Además, la prueba ha inspirado a otros investigadores a crear su propias técnicas de detección del Parkinson basadas en el olfato.

Por su parte, Milne también ha anunciado que su habilidad de detectar enfermedades no se ha detenido. Ella sostiene que las personas con Alzheimer, cáncer y tuberculosis también tendrían un olor característico. Actualmente ella trabaja con los científicos para comprobar si estas enfermedades se pueden detectar con el olfato.

Referencias:

A Supersmeller Can Detect the Scent of Parkinson’s, Leading to an Experimental Test for the Illness: https://www.scientificamerican.com/article/a-supersmeller-can-detect-the-scent-of-parkinsons-leading-to-an-experimental-test-for-the-illness/

Paper Spray Ionization Ion Mobility Mass Spectrometry of Sebum Classifies Biomarker Classes for the Diagnosis of Parkinson’s Disease: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/jacsau.2c00300

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *