La famosa Isla de Pascua ha perdido este lunes 80 de las 900 estatuas moai que hasta ahora eran su mayor atractivo turístico, todo por culpa de un incendio en el cráter volcánico Rano Raraku.

De acuerdo con las autoridades chilenas, estas piedras están completamente carbonizadas por lo que pronto se convertirán en arena. 

Los bomberos intentaron llegar al epicentro lo antes posible, pero los vientos huracanados, las llamas y la falta de voluntarios hicieron imposible esta tarea. Así que algunas de las piezas monolíticas más antiguas y enigmáticas del planeta ya no podrán recuperarse.

Sobre el incendio que acabó con otro Patrimonio de la Humanidad 

Más imágenes del trágico incendio / Créditos: BBC

Este incendio forestal comenzó en la cantera del cráter volcánico, y arrasó con 104 hectáreas de terreno antes de llegar a las estatuas. 

Algunos moai estaban prácticamente enterrados bajo tierra, eso fue lo que los salvó de las llamas. Pero los 80 que estaban a la vista de los turistas quedaron completamente carbonizados, así que la forma humanoide que tenían originalmente se perdió para siempre. 

El alcalde de Rapa Nui, el nombre indígena de la Isla de Pascua, explicó que el incendio pudo haber sido provocado intencionalmente. Esto debido a que, según las autoridades, todos los incendios en la Isla de Pascua son causados ​​por seres humanos. 

De ser ese el caso, entonces este sería el segundo monumento que ha sufrido percances por culpa del fuego, siendo el primero la catedral de Notre Dame en 2019

Sin embargo, no existen todavía pruebas concluyentes. De hecho, muchos piensan que el incendio realmente ocurrió por las malas políticas gubernamentales y la falta de recursos en el parque nacional. 

“El parque estuvo cerrado dos años debido a la pandemia. Esto dejó al pueblo en bancarrota y además, de los 800 vigilantes que estaban destinados a cuidar el patrimonio, sólo permanecen 120”.

Carolina Pérez Dattari, subsecretaria de Patrimonio Cultural de Chile

Las estatuas moai fueron las verdaderas víctimas de este incendio

La Isla de Pascua está situada en el Océano Pacífico, a unos 3.500 kilómetros de la costa occidental de Chile. Este territorio es uno de los lugares más aislados del mundo, pero cerca de 5.000 personas viven a tiempo completo en la isla. 

La buena noticia dentro de toda esta tragedia es que solo las estatuas moai sufrieron las consecuencias del incendio, no hay víctimas humanas. Pero la pérdida cultural es enorme para los descendientes del pueblo Rapa Nui y los turistas que visitaban la isla solo para ver a los moai.

Estos enormes monolitos fueron tallados entre los siglos X y XVI, y miden en promedio unos 4 metros de alto. En 1935, fueron declarados Monumento Histórico Nacional, y en 1955, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para la comunidad científica, los moai siguen siendo todo un misterio. Hasta ahora, nadie sabe por qué tienen rostros humanos o por qué hay tantos repartidos alrededor de la isla. Y a este paso puede que no lleguemos a saberlo nunca.

Referencias:

Easter Island Statues Damaged in Fire Possibly Set by Humans https://gizmodo.com/easter-island-statues-damaged-in-fire-possibly-set-by-h-1849631475 

«Es un daño irreparable»: un incendio daña parte de las enigmáticas estatuas moai de la Isla de Pascuahttps://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-63172211

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *