Game of Thrones fue todo un éxito en HBO, pero lo que verdaderamente cautivó a los fanáticos del show fue un evento histórico en la temporada tres que se conoce como la Boda Roja. 

Esta escena sangrienta sigue siendo el momento más impactante de la serie por todo lo que representa: traición, masacre y la pérdida de personajes importantes para la trama. Incluso D.B. Weiss y David Benioff comentaron que esta boda fue la que les llevó a pensar en las novelas Canción de Hielo y Fuego como una serie de televisión.

Pero la Boda Roja que tanto admiran fanáticos y guionistas en todo el mundo no es precisamente un invento de George R.R. Martin. El autor se inspiró en la Cena Negra, una masacre escocesa del siglo XV, para darle cuerpo a una de las peores matanzas de GoT.

¿Qué pasó en la Cena Negra? 

La única ilustración de la Cena Negra / Vía Wikimedia

Este evento histórico ocurrió durante la guerra de los cien años entre Francia e Inglaterra, cuando Escocia perdió a su líder, el rey Jaime I, y coronó a un niño de seis años como su nuevo regente, Jaime II.

Los clanes escoceses lucharon por el control del reino en 1437, al ver que este nuevo gobernante apenas cumplía la minoría de edad. Estos conflictos convirtieron a Archibald Douglas, quinto conde de Douglas y líder de los Black Douglass, en uno de los nobles más poderosos de la época. Su estatus lo convertía prácticamente en el siguiente en la línea de sucesión al trono, pero tuvo una muerte repentina en 1439.

Con su muerte se desató nuevamente la guerra, ya que Archibald Douglas había dejado su dinastía en manos de otro heredero muy joven: William Douglas, un adolescente de quince años. Este acto disgustó al resto de clanes, quienes no estaban dispuestos a averiguar si el joven sería un buen rey o no.

El 24 de noviembre de 1440, William y su hermano David fueron invitados a cenar en el Castillo de Edimburgo. Al llegar, ambos fueron tratados con la mayor de las cordialidades, e incluso pudieron disfrutar de un buen banquete en compañía de Jaime II. Pero, inesperadamente, a mitad de la velada el canciller William Crichton colocó una cabeza de toro frente a los hermanos. Una pieza desagradable que en la Escocia tardía era un símbolo para la ejecución de los traidores.

William y David Douglas fueron capturados en esa cena, acusados de traición y ejecutados ese mismo día en la colina del castillo. 

Desde entonces, se conoce a este banquete como la “Cena Negra”, aunque George R.R. Martin y los guionistas de GoT decidieron ponerle a esta idea del anfitrión que asesina a sus huéspedes otro nombre: la Boda Roja. 

Similitudes con la Boda Roja de GoT 

En la masacre que vemos en el episodio 9 de la temporada tres de Game of Thrones, titulado “The Rains of Castamere“, no hay niños ni cabezas de toros, pero es un hecho que la Boda Roja está basada en esta historia.

Al igual que la Cena Negra, esta masacre de GoT es la consecuencia de varios hechos que vimos en las temporadas previas. Catelyn Stark promete a su hijo Robb con una muchacha de la casa Frey en la temporada inicial, pero este acaba enamorándose de Talissa, una curandera que trata tropas Lannister y Stark por igual.

El matrimonio entre Robb y Talissa fue una gran ofensa para la casa Frey, al igual que el nombramiento de William Douglas como nuevo líder en la Escocia tardía. Es por eso que, a pesar de que todo parece que acaba bien en el episodio 8 con el compromiso entre Edmure Tully, tío de Robb, y la chica Frey, la gran boda termina en masacre.

Robb y Talissa eran los principales objetivos de Walder Frey, así como William y Douglas lo fueron durante la Cena Negra. De allí que sean los personajes más importantes en la escena y los primeros en morir. 

Antes de la Boda Roja, la serie humaniza por completo a Robb, presentándolo como un buen esposo y un futuro padre, ya que Talissa está embarazada. Pero la casa Frey no está dispuesta a ver el reinado de ese niño, por lo que la matanza en la Boda Roja comienza justamente con el apuñalamiento y la eventual muerte de Talissa. Un ataque directo al legado de Robb Stark. 

Si bien Catelyn tuvo su momento estelar durante esta escena, al tomar de rehén a la esposa de Walder Frey para pedir un intercambio, su muerte era algo inevitable. Después de todo, encerrada y sin su primogénito, su vida ya no tenía sentido.

Es por eso que su muerte no concuerda en absoluto con los sucesos de la Cena Negra, pero el concepto en GoT sigue siendo el mismo: un anfitrión que asesina a sus huéspedes. 

Pero la Cena Negra no fue el único evento histórico que inspiró a George R.R. Martin

Los fanáticos de la serie y la saga de libros saben perfectamente que su autor se inspiró en la Europa medieval para construir los Siete Reinos. Así que es lógico que haya muchos hechos históricos envueltos en la lucha de estos reinos. Desde eventos históricos hasta tradiciones que ya se han convertido en iconos de la nostalgia y la cultura pop, como por ejemplo:

El incesto real en GoT 

Créditos: Naciónflix

Una de las características que distingue a los Targaryen del resto es el incesto entre sus integrantes. Sus reyes desposan a sus propias hermanas para mantener la sangre pura en lugar de buscar otras mujeres.

Si bien esto no está basado en cuentos medievales como la Cena Negra, sí proviene de un suceso real que se adaptó luego a GoT: la ptolemaica.

Ptolomeo I, un macedonio general de Alejandro Magno, reinó el Antiguo Egipto entre el año 305 y el 30 a.C. Esta fue la última dinastía conocida en la región, pero la primera en practicar el incesto. 

Los hermanos de esta dinastía se casaron entre sí, lo que hizo que muchos acabaran conspirando para arrebatarse el poder.

El paseo de la expiación de Cersei

Créditos: Europapress

Durante los siglos XIII y XIV en Francia, las mujeres que cometían adulterio eran sometidas a un paseo de expiación o humillación. Para realizar este paseo, la mujer debía estar desnuda y expuesta al escarnio público. 

Si este pasaje nos suena de algo es porque Cersei también tuvo su “paseo de la expiación” en la quinta temporada. Ella caminó por las calles desnuda para regresar a la Fortaleza Roja. 

Joffrey Baratheon y el cruel Eduardo de Westminster

Créditos: Univision

Puede que Joffrey haya sido uno de los integrantes más jóvenes de la saga, al igual que los reyes escoceses que protagonizaron la Cena Negra, pero este personaje de GoT era sin duda más desagradable.

Seguramente todos lo recordemos como un sádico, arrogante y prepotente jóven de trece años, porque esencialmente así era. Pero esta personalidad que muchas veces le criticaron a George R.R. Martin también proviene de una figura histórica: Eduardo de Westminster.

Como hijo único del rey Enrique VI, Eduardo de Lancaster era un joven despiadado y sediento de sangre. Al igual que Joffrey celebró sus nupcias con Margaery Tyrell en la llamada Boda Púrpura, este personaje se casó con una joven con la que se portaba de la peor manera posible. Y durante la Guerra de las Dos Rosas ya no hablaba de nada más que de cortar cabezas o declarar guerras. 

Sin embargo, murió en combate en 1471, a los diecisiete años.

La anarquía que inspiró la precuela de GoT

Créditos: Glamour

Actualmente, la serie House of the Dragon se ha convertido en otro éxito de HBO. Esta precuela relata una guerra civil librada entre dos fracciones de la dinastía Targaryen, y está llena de dragones y otra serie de elementos fantásticos. A simple vista, no podría ser más que ciencia ficción, ¿cierto?

Pero al igual que con la Cena Negra, esta guerra en GoT tiene raíces medievales (aunque los dragones sí son totalmente ficticios). 

El acontecimiento del que hablamos es un período conocido como “la Anarquía” en la historia medieval temprana, entre 1135 y 1153. 

En el caso de la Anarquía, fue un primo, y no un hermanastro, quien resultó ser la perdición de los mejores planes de Enrique I. Y cuando su vida fue tomada, su esposa Matilde, que no había renunciado al trono, dio pie al inicio de la guerra civil. 

Toda buena historia tiene su «Cena Negra»

Muchas veces creemos que las historias ficticias son solo eso, personajes y tramas creadas al azar para entretener al espectador. Pero así como la Cena Negra marcó un momento clave en GoT, muchos otros eventos y personajes históricos han servido de inspiración para otras grandes sagas.

El ejemplo más sonado, hablando de historias fantásticas, puede que sea El Hobbit, otra saga de novelas que George R.R. Martin admira. Si bien esta serie no tiene tantos eventos históricos como Game of Thrones, está basada también en la historia anglosajona y medieval.

La Tierra Media es, de hecho, un reino sacado de distintas culturas europeas. Y muchos de sus habitantes, miembros de la Comunidad del Anillo, se asemejan a figuras importantes en la leyenda del Rey Arturo. Por no mencionar que la saga del Señor de los Anillos tiene su propio Santo Grial.

Actualmente tenemos incluso series que se centran únicamente en un suceso histórico. Como por ejemplo:

  • Inconcebible, una miniserie basada en el artículo periodístico “Una increíble historia de violación”.
  • Narcos, basada en la lucha contra el narcotráfico en Colombia durante la década de los 90.
  • Y la serie del momento, Dahmer, sobre uno de los peores asesinos de Estados Unidos.

Así que es un hecho que toda serie tiene su propia Cena Negra, aunque ninguna tan dramática y sanguinaria como la de Got.

Referencias:

Game of Thrones Recap: ¿Qué capítulo es la Boda Roja y por qué es uno de los mejores? https://culturageek.com.ar/game-of-thrones-recap-que-capitulo-es-la-boda-roja-y-por-que-es-uno-de-los-mejores/

La Cena Negra, el evento que inspiró la Boda Roja https://revistahush.com/la-cena-negra-y-la-boda-roja/

juego7 veces que la historia fue más brutal que “Juego de Tronos” https://www.lavanguardia.com/series/20160423/401308370366/historia-juego-de-tronos.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *