El Mundial de Qatar no solo aportará al mundo un espectáculo futbolístico, sino que también lo afectará en cuestiones ambientales.

Se estima que diariamente se usarán 10.000 litros de agua para regar las canchas de los distintos estadios.

Al ser una región con poco acceso a agua dulce, necesitarán recurrir a la desalinización para convertir al agua salada en potable. Pero, la desalinización tiene altos costos ambientales tanto en el medio marino como con el uso de los combustibles fósiles para llevar a cabo el proceso. No obstante, este es indispensable para acceder al agua dulce y saciar la sed de la región.

El 43% de la desalinización del mundo proviene de los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG). A pesar de la escasez de agua, estos países son los mayores consumidores del vital líquido y dependen de las plantas de desalinización para conseguirlo.

La Corporación de Conversión de Agua Salina en Jubail, Arabia Saudita. Créditos: Saline Water Conversion Corporation/Reuters.

Costos ambientales de la desalinización

Estos países están interesados ​​en promover estilos de vida ricos en agua a través de los esfuerzos de desalinización. Tal es así que las costas del sur del Golfo poseen más de 300 plantas de desalinización. Muchas de esas plantas se encuentran en Arabia Saudita, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Bahrein.

Pero, llevar a cabo el proceso de desalinización requiere cantidades importantes de energía. Por ejemplo, las 30 plantas de desalinización de Arabia Saudita queman 300 000 barriles de petróleo crudo al día.

La mayoría de las plantas de desalinización funcionan con petróleo o gas, con tecnología de procesamiento térmico o con ósmosis inversa.

En el procesamiento térmico se recolecta vapor del agua hirviendo que luego se condensa. Mientras que en la ósmosis inversa se necesita de la electricidad producida con gas natural para impulsar bombas que forzan el agua a través de membranas muy finas, filtrando las sales que hay en el agua.

Qatar sostiene que el Mundial de Fútbol no afectará al mundo, ya que las emisiones serán neutras en carbono. Sin embargo, las organizaciones climáticas tienen sus dudas.

Créditos: Hamad I Mohammed/Reuters.

Miles de litros para regar las canchas

Durante todo el torneo, la organización deberá administrar 144 campos en ocho estadios y 130 campos de entrenamiento adicionales. Debido al frío, el césped deberá ser adaptado a las condiciones de invierno y requerirá al menos 10.000 litros de agua desalinizada diaria.

Los procesos de desalinización para cubrir las cantidades de agua potable necesarias podrían ser devastadores para el ecosistema marino del Golfo.

Durante el proceso de desalinización se produce salmuera, que es un fluido de desecho con altos niveles de sal. Al liberarse al mar, vuelve al agua más salada, tóxica y más cálida. Además, puede contener sustancias químicas como cloro, metales pesados ​​y agentes antiespumantes que se agregan durante el proceso de desalinización. Todos ellos pueden dañar los arrecifes de coral y los organismos marinos más pequeños que viven en el lecho marino.

Debido a las crecientes preocupaciones por el daño ambiental producto de la desalinización, los países árabes están explorando métodos que involucran energía solar.

Una de las propuestas más ambiciosas es el domo solar de Arabia Saudita, la primera planta desalinizadora de descarga cero de salmuera del mundo. Esta planta contará con una cúpula de vidrio rodeada de espejos que recogerán la luz solar para calentar el agua de mar. Luego, la condensará y la destilará en agua dulce. La gran desventaja de esta planta es que producirá menos agua potable que el proceso tradicional de desalinización.

Debido a que estas plantas de desalinización con energía solar no son muy prácticas, se deberán evaluar formas de mejorarlas.

Referencias:

10,000 litres a day for each pitch: Qatar World Cup’s huge impact on Gulf waters: https://www.theguardian.com/environment/2022/oct/07/10000-litres-day-pitch-qatar-world-cup-huge-impact-gulf-waters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *