El SARS-CoV-2 marcó un antes y un después en nuestras vidas. En estos años posteriores a la pandemia se han encontrado al menos 15 virus potencialmente letales que son variantes del coronavirus o primos muy cercanos.

Como prueba de ello tenemos al virus Khosta 2, un nuevo pariente que acaba de aparecer en Rusia y comparte muchas cosas en común con el Covid-19. Entre ellas, la capacidad de resistirse a las vacunas contra síndromes respiratorios. 

¿Deberíamos preocuparnos por el virus Khosta 2?

Murciélagos de herradura / Créditos: Cdn

Los virólogos rusos hallaron esta nueva cepa de sarbecovirus, término que se usa ahora para identificar a los virus emparentados con el SARS-CoV-1, en los murciélagos de herradura. Y un virus anterior, el Khosta 1, en las heces de estos murciélagos insectívoros del sur de Rusia.

Un análisis más detallado de esta cepa sugiere que su genoma es similar a otros sarbecovirus encontrados en los murciélagos de herradura de Bulgaria en 2008 y de Kenia en 2007. Sin embargo, ninguno de estos virus Khosta ha desarrollado todavía la capacidad de infectar células humanas como su pariente cercano, el Covid-19.

Así que este virus no es un peligro de momento. 

Sin embargo, muchos científicos temen que los virus Khosta se conviertan en un problema a futuro, ya que utilizan el mismo puerto de entrada celular que el SARS-CoV-2. 

Un equipo de investigadores estadounidenses ha confirmado que estos nuevos virus también tienen preferencia por el receptor ACE2, una proteína en las células humanas a la que se enganchan los patógenos. 

Por lo tanto, si se dan las circunstancias adecuadas, los virus Khosta recién descubiertos podrían ser mucho más letales de lo que son ahora.

“Khosta-2 es un virus diferente del SARS-CoV-2, pero su proteína de pico comparte aproximadamente un 60 por ciento de similitud con otros sarbecovirus, incluido el SARS-CoV-2”.

Michael Letko, virólogo en la Universidad de Washington 

¿Por qué aparecen tantos virus parientes del Covid-19? 

Vía Pexels

En las últimas dos décadas, han surgido al menos tres tipos de coronavirus en los murciélagos, y todos han causado brotes generalizados en humanos. 

Por ejemplo, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) causó un brote epidémico en 2002. En 2012, se registró un nuevo brote que fue denominado Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), y este también fue transmitido por un murciélago. Y finalmente, pero no menos importante, el Síndrome Respiratorio Agudo Severo por Coronavirus 2 (SARS-CoV-2), responsable de la peor pandemia de la década.

Se cree que los murciélagos son los principales reservorios animales del coronavirus. Esto debido a que se han detectado más de 4.800 secuencias virales en estas criaturas. 

Pero hay otros portadores naturales como las civetas o los pangolines. Así que, llegados a este punto, parece que nunca nos libraremos de los coronavirus: la familia más grande de patógenos que hay en el mundo.

Si los virus Khosta logran recombinarse con su pariente, el Covid-19, estos podrían llegar a infectar a los seres humanos. Una muy mala noticia, pues otro experimento reciente ha confirmado que las vacunas Moderna y Pfizer no funcionan con este patógeno.

Aunque algunos investigadores afirman que, si bien todavía no podemos evitar la evolución de un virus, aún podemos defendernos. 

Frenar al pariente Khosta con nuevas vacunas

Vía Pixabay

Los científicos ya están trabajando en una vacuna universal contra el sarbecovirus. Esta brindaría protección no solo contra las variantes del SARS-CoV-2, sino también contra muchos otros coronavirus potencialmente peligrosos como los Khosta. 

Además, no piensan perder de vista a los murciélagos de herradura, para estudiar cómo evoluciona el nuevo virus. 

Durante la pandemia, los científicos no pudieron desarrollar vacunas rápidamente porque no sabían lo escurridizo que era el SARS-CoV-2. Es por eso que ahora planean crear una biblioteca sobre los sarbecovirus antes de que nos enfrentemos a otra pandemia.

Así que este nuevo virus Khosta, aunque sea un pariente cercano, nunca llegará a ser tan letal para nosotros como el Covid-19.

Referencias:

A New Viral Cousin of Covid-19 Can Resist Vaccine Immunity, Study Finds https://www.inverse.com/mind-body/new-coronavirus-bats 

An ACE2-dependent Sarbecovirus in Russian bats is resistant to SARS-CoV-2 vaccines https://doi.org/10.1371/journal.ppat.1010828

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *