Esta y otras tantas investigaciones han demostrado que las conexiones comunitarias son cada vez más importantes para afrontar al cambio climático.

A medida que los fenómenos meteorológicos extremos aumenten, se necesitará que las comunidades tengan fuertes lazos sociales para sobrellevarlos. Muchos son los estudios que comprobaron que este tipo de comunidades son más eficientes ante las crisis. Además, serían más resilientes al momento de recuperarse del hecho.

Un estudio más que se suma a este grupo: el realizado por investigadores de la Universidad de Tufts, en colaboración con Communities Responding to Extreme Weather (CREW).

Este equipo investigó por un año la conexión social en dos vecindarios de Boston. Los resultados del estudio evidencian cómo la resiliencia y las conexiones comunitarias pueden hacerle frente al cambio climático.

Vía Pixabay.

Conexiones comunitarias más exitosas

Según comprobaron en su estudio, las conexiones sociales pueden asegurar que nadie se quede atrás en una situación extrema.

Para llegar a esa conclusión, los investigadores estudiaron tanto a barrios con conexiones sociales fuertes como los que tenían escasa conexión social.

Sus hallazgos dejan en evidencia el secreto de las comunidades con lazos sociales fuertes. Por lo general, estas comunidades se interrelacionan a través de múltiples entornos. Por ejemplo, eventos en el vecindario, entornos laborales y escolares y organizaciones religiosas.

Los investigadores también señalan que los clubes de caminatas, las fiestas de barrio y otras actividades locales afianzan estas conexiones.

Además de estos datos, los investigadores se enfocaron en descubrir dónde pasan el tiempo las personas y dónde se reúnen. Para ello analizaron datos anónimos de teléfonos celulares.

Con este método pudieron identificar los puntos de contacto más comunes de estas comunidades. Entre ellos estaban las escuelas, los centros culturales y los 7-Eleven.

Según creen los investigadores, estos sitios podrían usarse como «centros de resiliencia». Es decir, serían excelentes lugares para crear centros de divulgación, participación y comunicación para ayudar a las personas a construir una comunidad y prepararse para el clima extremo. Además, estas ubicaciones podrían brindar apoyo directo o servir como refugios de emergencia en el futuro.

Basándose en sus descubrimientos, los investigadores creen que se podrían crear estrategias que ayuden a desarrollar la conexión social y la resiliencia de la comunidad.

Ante el avance del cambio climático será crucial que las comunidades posean lugares que estén abiertos a todos sus miembros si hay una emergencia. Por lo tanto, a lo que se debe apuntar es a identificar esos centros de resiliencia que cada comunidad posee para posteriormente desarrollar planes de comunicación que unan a las personas.

Referencias:

Extreme weather & social connectedness community study- helping communities prepare for extreme weather events!: https://www.climatecrew.org/tufts_social_study

Who has your back in a weather emergency?: https://phys.org/news/2022-10-weather-emergency.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *