Investigadores de la UCLA decidieron investigar más a fondo a los tardígrados para encontrar en ellos algunos secretos que puedan ayudar a mejorar los medicamentos.

Los tardígrados son animales microscópicos caracterizados por su capacidad de supervivencia en entornos imposibles.

En múltiples estudios se comprobó que los tardígrados pueden sobrevivir en condiciones de calor, frío y presión extremas. Incluso podrían sobrevivir en el espacio, ya que consiguen entrar en un estado de animación suspendida y revitalizarse, a veces décadas después, en condiciones más hospitalarias.

Con la comprensión de los mecanismos de los tardígrados, la ciencia podrá mejorar ciertos medicamentos como la insulina y hasta vacunas.

Un tardígrado visto desde el microscopio. Vía iStock.

Mejor comprensión de los mecanismos de los tardígrados

Conocer mucho más sobre el funcionamiento de los tardígrados favorecerá la mejora de los medicamentos. Principalmente se podrá crear fármacos que sean más potentes por más tiempo pero también para que sean más resistentes a los desafíos ambientales típicos.

En los últimos estudios se ha descubierto que los tardígrados poseen un proceso que los protege. Proceso que es estimulado por una molécula de azúcar llamada trehalosa.

Esta molécula también se encuentra en otros seres vivos, desde plantas hasta microbios e insectos. Pero, en los tardígrados es su secreto para conseguir una fortaleza sobrenatural.

Basándose en esta molécula, los investigadores de la UCLA inventaron un polímero llamado poli (metacrilato de trehalosa) o pTrMA. Según descubrieron, este polímero podría ayudar a hacer medicamentos más resistentes al tiempo y la temperatura.

Pero, lo más sorprendente del estudio fue descubrir que este polímero sería hasta más efectivo que la trehalosa.

Viendo las ventajas del polímero, los científicos buscaron usarlo en un medicamento muy popular: la insulina.

Luego de sus pruebas, los científicos descubrieron que su polímero conseguió que la insulina se conservara a temperaturas de casi 200 grados Fahrenheit (90° Celsius).

Sin embargo, el polímero tendría más para dar al mundo según los investigadores. Podría usarse en un futuro para conservar vacunas y otros medicamentos.

De pasar las siguientes pruebas, el polímero podría estar listo para estabilizar medicamentos, tanto de uso diario como los empleados para salvar vidas. También existe la posibilidad de los fármacos sean más baratos en el futuro y estar disponibles en más lugares.

Referencias:

Effect of Poly(trehalose methacrylate) Molecular Weight and Concentration on the Stability and Viscosity of Insulin: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/mame.202100197

How the secrets of the tardigrade could improve lifesaving drugs like insulin: https://phys.org/news/2022-10-secrets-tardigrade-lifesaving-drugs-insulin.html

Poly(trehalose methacrylate) as an Excipient for Insulin Stabilization: Mechanism and Safety: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acsami.2c09301

Synthesis of Zwitterionic and Trehalose Polymers with Variable Degradation Rates and Stabilization of Insulin: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acs.biomac.0c00133

Trehalose Glycopolymers as Excipients for Protein Stabilization: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/bm4003046

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *