Hace 252 millones de años, durante el Pérmico y el Triásico, se produjo la que se considera la mayor extinción en la historia terrestre. La causa suele atribuirse a un episodio volcánico masivo que causó la muerte de más del 70% de las especies, incluyendo numerosos reptiles, anfibios e insectos.

Sin embargo, la vida volvió al planeta Tierra misteriosamente, y los reptiles se coronaron como los reyes de los ecosistemas después de esta extinción masiva. 

Para muchos paleontólogos, esta milagrosa recuperación siempre fue un tema controversial. ¿Cómo los reptiles sobrevivieron a tal extinción y evolucionaron a lo que son hoy en día? 

Había simplemente otros animales mucho más preparados para las condiciones extremas del planeta. Pero parece que hay una explicación para esta resiliencia de la vida, y está en un pequeño reptil prehistórico llamado Palacrodon.

¿Por qué los reptiles se recuperaron más rápido después de la extinción masiva?

Vía Pexels

El Palacrodon pertenece a uno de los últimos linajes que se ramificaron antes de la evolución de los reptiles modernos. Esta pequeña criatura de 250 millones de años de antigüedad vivió la extinción más devastadora en la historia del planeta Tierra. 

Hasta hace poco, la identidad del Palacrodon era desconocida, ya que quedaba fuera de la mayoría de los análisis científicos sobre la evolución de los reptiles. Pero los paleontólogos de la Universidad de Yale decidieron cambiar ese enfoque recientemente. 

En un nuevo estudio, ellos analizaron la mandíbula, los dedos y los huesos de las orejas de este reptil en busca de pistas sobre el ecosistema Pérmico. Y lo que encontraron luego de hacerle una tomografía computarizada (TC) y un modelo 3D al fósil, fueron un par de adaptaciones anatómicas que probablemente salvaron a este reptil de la extinción.

Su mandíbula, por ejemplo, no se parecía en nada a la de otros animales del Pérmico. El Palacrodon tenía dientes más adecuados para triturar material vegetal que carne, por lo que probablemente era herbívoro. 

Además, este reptil que vivió la extinción masiva probablemente era capaz de trepar o aferrarse ocasionalmente a la vegetación.

¿Qué nos dice todo esto?

Mandíbula del Palacrodon / Créditos: Universidad de Yale

Los inusuales dientes del Palacrodon, y algunas otras características especializadas de su anatomía, indican que las plantas se recuperaron rápidamente después del Pérmico. De lo contrario, este reptil no hubiera sobrevivido sin alimento.

Así que lo que hizo que los reptiles y los ecosistemas del planeta volvieran a la vida tan rápido después de esta extinción masiva fueron las plantas.

Se desconoce todavía cuáles helechos sobrevivieron o crecieron nuevamente mientras la fauna desaparecía, pero puede que el Palacrodon también responda a esta pregunta más adelante. 

Los paleontólogos seguirán examinando el fósil completo que hallaron en la Antártida, junto con otros fósiles del Jurásico, el periodo posterior al Triásico.

Quizás esta investigación nos guíe hacia una nueva forma de prevenir la sexta extinción masiva que está cada vez más cerca. 

Referencias:

This Reptile´s Odd Chompers Clarify Life After Mass Extinction https://www.futurity.org/reptiles-mass-extinction-teeth-evolution-2810222-2/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=reptiles-mass-extinction-teeth-evolution-2810222-2 

Re-description of the early Triassic diapsid Palacrodon from the lower Fremouw formation of Antarctica https://doi.org/10.1111/joa.13770

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *