En los cardúmenes, los peces demuestran nadar sincronizados. Este reciente estudio cree haber descubierto por qué pueden moverse de esa forma.

Los hallazgos del estudio están publicados en la revista Bioinspiration & Biomimetics, y en su artículo los investigadores muestran el misterio revelado de los peces.

Los responsables de tales hallazgos pertenecen AL Clúster de Excelencia en Ciencias de la Inteligencia de la Humboldt-Universität zu Berlin (HU Berlín) y el IGB.

Para descubrir el misterio que los cardúmenes naden sincronizados, los científicos usaron un pez robótico que imita el movimiento de un guppie.

El guppie robótico ayudó a los investigadores a entender que este tipo de peces pueden predecir tanto la dirección como la dinámica de los movimientos de sus compañeros de cardúmen.

Los científicos esperan que sus descubrimientos puedan ser útiles para la programación de robots que se anticipen a las intenciones de acción de las personas.

Vía Depositphotos.

¿Por qué los cardúmenes nadan sincronizados?

La anticipación es un proceso de dos pasos, el primero implica una predicción inicial de las acciones del otro. Mientras que el segundo paso conlleva una acción de uno mismo que integra la predicción inicial. Es decir, un individuo predice lo que su compañero hará y actuará en consecuencia.

Los científicos ya conocían muchos de los aspectos que hacen posible que los peces naden en forma sincrónica. Sin embargo, desconocían que la anticipación era un punto clave en este asunto.

Con la ayuda de peces gruppies y un pez robótico, los investigadores evaluaron detalladamente el nado de estos animales.

Durante los experimentos, el pez robótico siempre nadó el mismo camino en zigzag en el tanque experimental, terminando en una de las esquinas. Esto permitió que los peces vivos aprendieran tanto la ubicación del objetivo final como los giros específicos del robot en tres pruebas consecutivas.

Los investigadores observaron que los peces vivos se anticiparon al movimiento del pez robótico. En este proceso, hubo tanto una anticipación global como anticipación local. La anticipación global se define como el tiempo relativo hasta que el pez robot alcanzó su posición final. Mientras que la anticipación local sería el momento y la ubicación de los giros del pez vivo en relación con los giros del pez robótico.

En los experimentos, los peces mostraron un comportamiento anticipatorio a escala global. Es decir, los peces pueden anticipar el comportamiento de los compañeros sociales e incluso mejorarlo mediante el entrenamiento.

Referencias:

Live fish learn to anticipate the movement of a fish-like robot: https://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-3190/ac8e3e

Here’s why the swarm is so fast: Its individuals anticipate what the others will do: https://phys.org/news/2022-10-swarm-fast-individuals.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *