Gracias al Telescopio Espacial James Webb, hemos podido ver a detalle cómo son las galaxias más antiguas del Universo, e incluso cómo luce realmente el planeta Tierra con nubes, montañas y masas de agua. Pero hay algo que todavía no puede hacer el telescopio más potente del mundo: tomar una imagen en alta resolución de un exoplaneta. 

Los pocos exoplanetas que se han logrado fotografiar parecen puntos borrosos en el lente, por lo que es muy difícil saber si hay vida extraterrestre allí o no.

Pero eso podría cambiar en un futuro lejano, ya que la NASA planea utilizar a nuestro astro más brillante, el Sol, como un telescopio gigante para revelar continentes, nubes, océanos y criaturas en algún planeta remoto. 

¿Cómo sería este telescopio gigante?

El Sol actuaría como un lente entre el telescopio y el objeto distante / Créditos: Stanford University

Para que podamos entender lo que propone la NASA, primero es necesario saber cómo se toman fotografías espaciales. 

Los telescopios modernos utilizan habitualmente galaxias y cúmulos estelares como “lentes gravitatorios” para poder observar así objetos lejanos. Estas estrellas actúan igual que un lente de aumento al estar en medio del telescopio y del objeto espacial que se quiere fotografiar. 

¿Por qué? Pues porque la radiación que emiten estos astros crea curvaturas en el espacio que deforman o amplían los objetos en el fondo. Con lo cual se puede ver perfectamente que hay más allá desde el borde una estrella.

A estas curvaturas se les conoce como “anillos de Einstein”, ya que fue el famoso físico quien predijo este efecto en 1936. Así que la idea de convertir al Sol en un telescopio gigante no es nueva. 

Según la Teoría de la Relatividad, nuestro astro posee un campo gravitatorio capaz de concentrar toda la luz de los astros lejanos en un mismo punto focal. Con lo cual podríamos decir que el Sol es por naturaleza un lente gigante. 

Es por eso que el reciente proyecto de la NASA, la Misión Lente Gravitacional Solar (o SGL Mission en inglés), ha decidido llevar a cabo la idea de Einstein. 

Pero, ¿es posible usar al Sol como un telescopio?

El Sol ya funciona como un lente gravitatorio, pero es difícil saber si podría utilizarse para crear un telescopio gigante.

La NASA estima que le tomará al menos 25 años construir un dispositivo capaz de alinearse con nuestro astro y con el planeta que se quiere explorar. Por lo tanto, de momento la idea es experimental.

En un trabajo publicado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, se comenta que con esta técnica sería posible obtener imágenes de exoplanetas con una resolución 1000 veces superior a la que tenemos actualmente. Lo que significa que podríamos ver una Gran Muralla Alienígena o un mar de plástico lejano.

Pero existen actualmente muchas limitantes que hacen más dura la tarea de convertir al Sol en un telescopio gigante.

Una de ellas es el combustible

El astrónomo Slava Turyshev de la NASA confirmó que el campo gravitatorio del Sol produce muchas distorsiones en las imágenes. Por lo tanto, para poder usarlo como lente gigante sería necesario mover un telescopio ordinario adelante y atrás de forma metódica. Esto implica miles de horas de trabajo para obtener una sola imagen y enormes cantidades de combustible.

Además, el Sol no es del todo esférico

Nuestro astro es un tanto más largo que ancho, por lo que es más difícil conseguir un anillo de Einstein. Si el exoplaneta observado se alinea perfectamente con el ecuador del Sol, la imagen resultante no sería un anillo sino una cruz mucho más difícil de escanear. 

Los astrónomos de la NASA están construyendo en estos momentos un espejo de más de seis metros de diámetro para intentar solventar alguno de estos problemas a corto plazo. Este sería una especie de “súper Hubble”, preparado para captar luz visible, infrarroja y ultravioleta. Pero dicho espejo se lanzará a principios de 2040, por lo que la idea de convertir al Sol en un telescopio gigante es muy lejana.

Aunque, siendo honestos, toda la comunidad científica tiene las expectativas puestas en este proyecto. 

La idea de encontrar vida extraterrestre está cada vez más cerca de volverse una realidad. Ya existen velas solares y otras técnicas de propulsión poco convencionales que podrían utilizarse para viajar lejos del Sistema Solar. Lo único que falta es un telescopio potente que nos guíe hasta el hogar de los extraterrestres.

Referencias:

How to make a telescope out of the sun https://www.theverge.com/2022/10/4/23380525/solar-gravitational-lens-exoplanets 

La NASA quiere emplear el Sol en un telescopio gigante en busca de alienígenas https://www.esquire.com/es/ciencia/a40739159/telescopio-sol-lente-gravitacional-solar-nasa-alienigenas/ 

Image formation for extended sources with the solar gravitational lens https://journals.aps.org/prd/abstract/10.1103/PhysRevD.102.024038 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *