Unos investigadores en China descubrieron restos fósiles de un pez parecido a un tiburón de 439 millones de años. Este pez sería el vertebrado con mandíbula más antiguo conocido hasta ahora.

Esta criatura estaba cubierta de espinas y poseía una armadura ósea singular, en la que destacaba una mandíbula.

El descubrimiento se realizó en la Formación Rongxi, en Guizhou, al sur de China. Debido a la cercanía a la montaña Fanjingshan, los investigadores decidieron nombrar a la especie como Fanjingshania renovata en su honor.

En ese lugar, los científicos recolectaron miles de fragmentos de esqueletos fosilizados, escamas y dientes. Con ese material, el equipo recreó cómo podría haber sido el pez antiguo. Todos sus hallazgos se encuentran en un artículo publicado en la revista Nature.

La especie F. renovata pertenecería a los acanthodians, llamados «tiburones espinosos» por sus similitudes a los tiburones modernos. Serían similares a los tiburones en cuanto a los planes corporales, pero se diferenciarían por sus placas de piel ósea y esqueletos. Estos últimos serían más parecidos a los de los peces óseos.

Por tales razones, los investigadores creen que F. renovata podría ser un pariente cercano del ancestro común de los peces óseos y de los tiburones.

Créditos: FU Boyuan y FU Baozhong.

Un pez antiguo con mandíbula

Las estimaciones científicas apuntan a que la nueva especie se remontaría al período Silúrico, es decir, hace 443,8 millones y 419,2 millones de años. Por lo tanto, esta especie sería alrededor de 15 millones de años más antigua que el pez con mandíbula más antiguo conocido. Eso convierte a esta especie de pez como el vertebrado con mandíbula más antiguo que se haya descubierto jamás.

Los investigadores piensan que la aparición de los peces con mandíbula fue importante en la evolución y diversificación de los vertebrados.

En cuanto a la especie F. renovata, el equipo descubrió que la armadura del hombro del pez está fusionada con múltiples espinas. Las aletas también eran espinosas y estaban cubiertas de escamas inusuales parecidas a dientes. Respecto a ellas, el equipo sospecha que se caían en grupos y volvían a crecer. Escamas similares se ven en los tiburones modernos, pero no se reemplazan de esta manera.

Los huesos fosilizados de F. renovata también muestran evidencia de un proceso conocido como reabsorción. Este proceso sucede cuando partes de huesos o dientes se rompen y luego se reemplazan, a menudo durante el desarrollo del organismo.

Los investigadores creen que sus hallazgos serán importantes para comprender los orígenes evolutivos de los esqueletos modernos, incluidos los de los humanos. Además, con las evidencias encontradas se puede suponer que los peces con mandíbula se originaron muchos antes de lo que se pensaba.

Referencias:

Bizarre, primeval sharklike fish is unlike any vertebrate ever discovered: https://www.livescience.com/primeval-shark-fossils-china

Spiny chondrichthyan from the lower Silurian of South China: https://www.nature.com/articles/s41586-022-05233-8?utm_medium=affiliate&utm_source=commission_junction&utm_campaign=CONR_PF018_ECOM_GL_PHSS_ALWYS_DEEPLINK&utm_content=textlink&utm_term=PID100052172&CJEVENT=4a7c7d2b431c11ed839001bb0a82b836

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *