El estrés puede provocar cambios a nivel fisiológico, cambios que los perros saben cómo detectar usando su sentido del olfato. Por ejemplo, algunos de esos cambios incluyen la frecuencia y las sustancias químicas que se liberan en el torrente sanguíneo.

Un nuevo estudio puso a prueba la habilidad de los perros para reconocer olores vinculados con el estrés. En concreto, el equipo recurrió a cuatro perros para realizar sus experimentos con el fin de identificar cuándo los humanos se encuentran en una situación estresante.

Mediante el olfato, los perros detectan olores que nuestro cuerpo produce y libera con el sudor y la respiración. Cuando estamos estresados también producimos olores que los perros saben diferenciar del resto de los olores que emanamos, principalmente cuando estamos relajados.

Los hallazgos de este estudio son tan importantes que podrían usarse para mejorar el entrenamiento de los perros que ayudan a las personas con problemas de ansiedad, ataques de pánico o con trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Vía Pixabay.

Perros que detectan los cambios por el estrés

En el estudio participaron cuatro perros (Treo, Fingal, Soot y Winnie) y 36 personas. Y, en total, se realizaron 720 pruebas de olfato para alcanzar los resultados obtenidos.

Antes de empezar, el equipo extrajo muestras de sudor y aliento en los participantes humanos cuando estos aún estaban relajados. Luego, los investigadores solicitaron a los voluntarios humanos que completaran un problema matemático difícil. Al mismo tiempo debían informar sus niveles de estrés.

Cada vez que la presión arterial y la frecuencia cardíaca del participante humano aumentaban, los investigadores recogían muestras de sudor y aliento.

Posteriormente, procedían a poner a prueba el olfato de los perros para que indicaran cuál de las muestras era de estrés y cuál no.

Fue soprendente para el equipo encontrar que en el 94 % de los 720 ensayos, los perros alertaron correctamente sobre la muestra de estrés.

En estudios anteriores se demostró que los perros pueden reflejar nuestros niveles de estrés. Además, son habilidosos para detectar emociones como la felicidad y el miedo a través de los olores que emitimos. Con esta nueva investigación se refuerzan los hallazgos de las investigaciones previas.

Se sabe también que el estado de ánimo de los perros coincide con el estado de ánimo de las personas con las que están. En dicho caso, el olfato parece desempeñar un papel importante.

Ahora que se sabe que los perros pueden oler el estrés solo con el aliento y el sudor de los humanos, se podría entrenar a perros de servicio y perros de terapia para que ayuden a las personas que estén pasando por estrés, ansiedad u otros tipos de problemas emocionales.

Referencias:

Dogs can discriminate between human baseline and psychological stress condition odours: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0274143

Your Body Smells When It’s Stressed And Your Dog Can Sniff It Out: https://www.sciencealert.com/your-body-smells-when-its-stressed-and-your-dog-can-sniff-it-out

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *