La industria del videojuego es una de las más grandes de todo el mundo. A pesar de su juventud, ya que no lleva siquiera un siglo entre nosotros, cada año factura cifras absurdamente millonarias, amasando números que no hacen más que recordarnos que todo el mundo busca formas de divertirse, y que el ocio electrónico es una de las opciones favoritas.

Por eso mismo, hay cada vez más personas que quieren formar parte de ese mundo. Todos conocemos grandes éxitos como Fortnite, franquicias como Pokémon, Call of Duty y personajes como Sonic o Mario, pero detrás de todos los juegos que dan vida a esas franquicias hay estudios que trabajan día y noche, estudios compuestos por profesionales que una vez empezaron a andar en este sector.

Tú quieres seguir esos pasos, pero no sabes por dónde empezar. Te advertimos de que el mundo del desarrollo de videojuegos puede ser abrumador. Solo hay que echar un vistazo a los créditos de cualquier superproducción para ver estudios compuestos por cientos de personas que han trabajado durante años para crear ese exitazo que arrasa en tiendas. Aun así, no tengas miedo, eso es el tejado, y las casas nunca se empiezan por ahí.

¿Cómo empezar a desarrollar videojuegos? Hay que tener una formación ligada a la programación, pero también es aconsejable lanzarse a estudiar algún máster especializado como esta esta formación de CEI. Ese es el camino más habitual a recorrer, aunque antes hay que tener claros varios conceptos e ideas esenciales sobre el desarrollo de juegos.

Consejos sobre desarrollo de videojuegos para principiantes

Vamos a darte varios consejos y/o tips sobre desarrollo de videojuegos para personas que quieran empezar. Son explicaciones muy sencillas, conceptos básicos y, sobre todo, ideas que deben tenerse muy claras. Si realmente quieres empezar a moverte por este terreno con algo de seguridad, si de verdad buscas vivir de ello o dedicar mucho tiempo a esta pasión, no puedes hacerlo sin antes seguir estas recomendaciones.

Necesitas una muy buena base de programación

Tener una buena base de programación es esencial si quieres lanzarte al desarrollo de videojuegos. Todo lo que hay tras esos mundos, esas mecánicas, esos personajes y esas historias es fruto de un equipo, sí, pero también fruto del conocimiento más profundo sobre la programación informática.

Es necesario aprender varios lenguajes de programación para poder elaborar cómo los elementos interactúan, cómo todo se dibuja en pantalla. Y sí, es cierto que a día de hoy los motores gráficos facilitan mucho esta labor, pero usarlos sin saber programar es como intentar conducir un camión porque sabes conducir en coche.

Puedes hacerlo, sí, pero no va a salir bien.

No es necesario ser bueno en lo artístico

Se suele pensar que es necesario tener nociones de arte y diseño para hacer videojuegos, y en cierto sentido es verdad. Gran parte del trabajo que hay en un juego es creativo, hay que diseñar personajes, diseñar mundos, diseñar elementos, escenarios… y también componer melodías y elaborar sonidos.

Por suerte, cada vez podemos encontrar más recursos o assets gratuitos en tiendas online o en plataformas que facilitan todo esto. Así, si no eres precisamente un genio del lápiz, puedes utilizar diseños de primera y conseguir acabados casi profesionales. Eso sí, si buscas algo único, tendrás que modificar esos assets, de lo contrario, el resultado final puede ser algo genérico.

Fórmate en los motores más populares

La programación es importante, pero necesitas conocer y usar los motores de videojuegos más importantes. En la actualidad, los dos más extendidos y conocidos son Unreal Engine, ya por su quinta versión principal, y Unity Engine. Son dos competidores directos de los que nacen la mayoría de juegos de gran y pequeño presupuesto del mercado actual.

Unity es más recomendable para empezar a hacer experimentos propios, mientras que Unreal Engine se centra más en las producciones de mayor calibre. Conocer y profundizar en ambos es fundamental, aunque nuestra recomendación es empezar por Unity para iniciarse y experimentar. Es el favorito de los estudios y desarrolladores independientes por su accesibilidad y versatilidad.

Como decíamos, son consejos muy sencillos, pero esenciales. No son pocas las personas que se lanzan al vacío sin saber nada de esto y se topan con un duro y frío muro de lenguajes, de diseños, de motores y de códigos que no entienden en absoluto. Desafortunadamente, programar un videojuego no es tan fácil como jugarlo. Pero eso es precisamente lo que lo hace tan especial, y lo que hace que las personas que se lanzan a crear juegos disfruten tanto de ello. Si has entendido todo lo explicado hasta ahora y lo tienes claro, y aun así, quieres seguir adelante, no te cortes. Disfrútalo.

Yeff Buritica

Programador e ingeniero en electrónica. Salí del Tecnológico de Monterrey, y ahora resido en la red.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *