Luego que arqueólogos descubrieran un cráneo humano en 1881, lo fecharon hace 31 mil años y confirmaron que pertenecía a un hombre. Pero, recientemente unos científicos comprobaron que el cráneo sería de una mujer de la Edad de Piedra a la que decidieron reconstruir su rostro mediante tecnología de punta.

Dicho cráneo se encontró en una cueva en Mladeč, en la República Checa. Tuvieron que pasar 140 años para que otros científicos notaran el error de los descubridores y lo corrigieran.

Según las estimaciones recientes, el cráneo sería de una mujer de 17 años que habría existido durante el Auriñaciense, parte del período Paleolítico superior. Es decir, aproximadamente entre 43 000 y 26 000 años.

Los nuevos hallazgos se publicaron en el libro The Forensic Facial Approach to the Skull Mladeč.

Así luce el rostro de la mujer de la Edad de Piedra. Créditos: Cicero Moraes/Jiri Sindelar/Karel Drbal.

Rostro reconstruido de una mujer de la Edad de Piedra

Por sus características, el cráneo fue catalogado como masculino. Sin embargo, las comparaciones realizadas por el nuevo equipo de investigadores arrojaron que sería de una mujer.

Una confirmación que fue posible gracias a la recopilación de información tanto de la excavación arqueológica del siglo XIX como de reconstrucciones faciales forenses hechas por investigadores en la década de 1930.

Con esos datos procedieron a crear una aproximación digitalizada del cráneo mediante tomografías computarizadas (TC).

Como faltaba la mandíbula inferior, los investigadores recurrieron a datos de mandíbulas humanas modernas para llenar los espacios en blanco. En concreto, deformaron los huesos y el tejido blando de dos tomografías computarizadas, una de una mujer y la otra de un hombre para crear un nuevo rostro que coincidiera con las facciones de la mujer del Paleolítico.

Además, para la reconstrucción usaron datos estadísticos de 200 tomografías de humanos antiguos y modernos de diferentes grupos de población: europeos, asiáticos y africanos. Todo ello para reconstruir lo más precisamente posible el rostro de esta mujer de la Edad de Piedra.

En total, el equipo consiguió crear dos aproximaciones de cómo sería el rostro. Una de ellas en escalas de grises, con los ojos cerrados y sin pelaje ni cabello. Mientras que la otra versión tiene color como así también pelaje y cabello. Ambas versiones poseen una expresión facial neutra.

Cabe destacar que en el sitio de la escavación se habían encontrado, además, artefactos de piedra, puntas de huesos y varios dientes junto al cráneo de la joven. Sin embargo, no se sabe mucho más sobre ella.

Referencias:

See the striking facial reconstruction of a Paleolithic woman who lived 31,000 years ago: https://www.livescience.com/female-skull-facial-reconstruction-czech-republic

The Forensic Facial Approach to the Skull Mladeč: https://ortogonline-com.translate.goog/doc/pt_br/OrtogOnLineMag/5/Mladec.html?_x_tr_sch=http&_x_tr_sl=pt&_x_tr_tl=en&_x_tr_hl=pt-BR&_x_tr_pto=wapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *