El asteroide que creó el cráter Vredefort en Sudáfrica, la depresión más grande hasta la fecha, no era tan pequeño como creían los expertos. Un informe reciente de la Universidad de Rochester ha concluido que esta roca espacial tenía hasta 25 kilómetros de diámetro, mucho más que el asteroide que acabó con los dinosaurios hace 66 millones de años.

Hasta ahora, se creía que el cráter más grande del planeta se formó por un objeto de aproximadamente 15 kilómetros, que viajaba a una velocidad de 15 kilómetros por segundo. Esto debido a las cicatrices visibles que se quedaron en el cráter tras la colisión.

Sin embargo, esta medición siempre ha dado lugar a la especulación pues muchas marcas de hace unos 2.000 millones de años han sido prácticamente borradas por la erosión. Es por eso que este nuevo equipo ha utilizado una simulación por computadora para dar con el tamaño exacto del asteroide el día del impacto.

Precisando el origen del cráter más grande

La cúpula de Vredefort como se ve hoy / Créditos: NASA & Universidad de Rochester

Sus hallazgos con el modelo de simulación Simplified Arbitrary Lagrangian Eulerian (iSALE) sugerían que el tamaño estimado del cráter Vredefort no coincidía con un asteroide de 15 kilómetros de diámetro.

Para que nos hagamos una idea, el cráter Vredefort que está cerca de Johannesburgo mide actualmente 300 kilómetros de borde a borde. Caminando sin parar, un humano promedio necesitaría dos días y medio para ir de un lado al otro. Es una depresión gigantesca, por lo tanto el objeto responsable también debía ser gigantesco. 

Con esto en mente, el equipo jugó con el tamaño del asteroide hasta que coincidió con las dimensiones del cráter más grande del planeta. Y sus estimaciones indican que esta roca espacial medía 25 kilómetros de diámetro y viajaba a una velocidad de 20 kilómetros por segundo en los momentos previos al impacto.

Si sus cálculos son correctos, este asteroide habría sido más grande que la roca espacial que formó el cráter Chicxulub en México, pues esa depresión apenas mide 180 kilómetros de borde a borde. Aunque, curiosamente, este asteroide masivo hizo menos daño en Sudáfrica que el asteroide que acabó con buena parte de los dinosaurios.

Las consecuencias de un asteroide de 2.000 millones de años

Vía Pixabay

El equipo cree que el asteroide responsable del cráter más grande no produjo la extinción masiva de ninguna especie. Esto debido a que solo había formas de vida unicelulares para ese momento. 

Asimismo, aseguran que esta roca espacial tampoco produjo incendios forestales, pues no existían árboles hace 2.000 millones de años. Así que el planeta Tierra se salvó por unos cuantos millones de años de un impacto con consecuencias devastadoras.

Para los investigadores de Rochester lo único que hizo este asteroide milenario fue cubrir de polvo la atmósfera durante varios cientos de años, fruto de la colisión con la superficie terrestre. 

“El polvo se habría extendido por todo el planeta y bloqueado la luz solar, enfriando la superficie de la Tierra”.

Miki Nakajima, investigadora en la Universidad de Rochester

Las simulaciones de estos investigadores también permitieron estudiar el material expulsado tras el choque y la distancia que recorrió el material desde el cráter. Ellos esperan que esta información se pueda usar para determinar el impacto de los asteroides y cómo podrían haber evolucionado las masas terrestres. Ambos aspectos fundamentales para prevenir futuros daños geológicos ahora que el planeta se enfrenta a episodios de sequías repentinas y calor extremo.

Con suerte, este mapeo nos ayudará a prevenir futuras colisiones con asteroides, ya que hasta la fecha se han descubierto en nuestro planeta 191 cráteres formados por un objeto espacial.

Referencias:

We Might Have Underestimated The Size of The Asteroid Behind Earth’s Largest Crater https://www.sciencealert.com/we-might-have-underestimated-the-size-of-the-asteroid-behind-earths-largest-crater 

A Revision of the Formation Conditions of the Vredefort Crater https://doi.org/10.1029/2022JE007186

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *