Cuando guardamos fotos en Google, esperamos que estas se mantengan seguras e inalterables para siempre, ¿pero qué sucede cuando esa seguridad acaba? Hace poco, unos usuarios de Google Photos denunciaron que sus imágenes antiguas estaban dañadas. Algo terrible para quienes establecieron su confianza en la nube.

Las denuncias de los usuarios de Google Photos por el terrible estado de sus imágenes antiguas

Si eres un usuario de Google Photos, pausa esta lectura y ve a revisar el estado de tus imágenes antiguas. Sobre todo, porque varios usuarios informaron problemas en un hilo de soporte de Google. Y muy preocupados de haber perdido sus recuerdos para siempre.

El usuario que inició el hilo informó: “Las fotos más antiguas en mi disco han comenzado a corromperse. El problema parece una mancha de agua con decoloración masiva y pérdida de datos. ¿Hay alguna forma de revertir esto?”.

De hecho, a la publicación se agregaron varias fotos que parecen estar manchadas de agua o afectadas de otra manera. En el hilo hay veintiséis comentarios a la publicación, incluido uno del usuario original, quien señaló que la mayoría de las fotos afectadas eran de 2014.

Otro usuario comentó lo “deprimente” que le resultó ver afectadas las fotos familiares desde 2002 en adelante. El usuario había intentado usar Google Takeout, un servicio que permite a los usuarios de Google descargar sus datos, con las fotos afectadas, pero halló el mismo problema.

El dispositivo en el que se accedió a las fotos no parece importar, pues otro usuario comentó que afectó a Pixel 6 Pro con Android 13, Pixel 3A XL con Android 12 y una MacBook Pro con macOS Monterey 12.6. Cuando descargó las fotos originales, las imágenes no mostraron ningún problema.

¿Hay una solución para recuperar fotos no afectadas?

Google Photos solución
Vía maketecheasier

Un usuario de Google Photos publicó imágenes deterioradas de bebés y dijo que el daño desaparece si editan la foto. Muchos informaron sobre esa solución. Sin embargo, también se observó que, si descargas las fotos una a la vez. Y haciendo clic en la opción de copia de seguridad, se descargarán la foto original y la foto «editada».

A los pocos días, los usuarios informaron que el problema parecía haberse solucionado. Pero también notaron que muchas de las fotos afectadas desaparecieron por completo. Y que, cuando intentaban volver a cargarlas, parecían «contar para el mismo límite». Esto es debido al cambio de Google en la forma en que se cuenta el almacenamiento.

Todo esto es preocupante. Sin embargo, también nos deja una amarga lección: siempre existe el peligro de perder los archivos. Independientemente de si están en la nube o no. Por tanto, las copias de seguridad sólidas en diferentes lugares siempre son una buena idea. ¿Ya fuiste a revisar tus imágenes antiguas de Google Photos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *