Cada vez son más las empresas que usan aplicaciones y servicios IT para compartir información o administrar sus comunicaciones. Sin embargo, son muy pocas las que cuentan con un buen programa de gestión de vulnerabilidades para detectar posibles ciberataques antes de que sea demasiado tarde.

La mayoría de las empresas modernas suelen confiar en los parches de seguridad estándar que incluyen los proveedores de IT. Con lo cual es más probable que los ciberdelincuentes rompan esas débiles medidas de seguridad y filtren el contenido en otras redes.

Pero por fortuna hay una forma de frustrar los planes de estos atacantes, y esa es utilizando técnicas de gestión de vulnerabilidades automatizadas. Básicamente, sistemas personalizados con aprendizaje automático que mantengan las redes seguras y, al mismo tiempo, garanticen el cumplimiento de las normas de protección de datos.

¿Qué puede hacer la gestión automatizada de vulnerabilidades por tu empresa?

Cuando se produce un ciberataque, el tiempo de reacción es determinante. Incluso si los atacantes y las organizaciones se enteran al mismo tiempo de una vulnerabilidad en el sistema, los atacantes son más rápidos para explotar que las organizaciones para encontrarla y repararla. Por eso las empresas deben ser aún más rápidas en su gestión de vulnerabilidades para evitar futuros ciberataques.

Una revisión manual de todos los sistemas informáticos empresariales puede demorarse varias semanas, por lo que la automatización es la mejor opción en estos casos.

Las empresas pueden contratar un servicio de gestión de vulnerabilidades de un proveedor de servicios de seguridad gestionado (MSSP) o, si lo desea, construir un programa de protección único para su empresa. 

Contratar un proveedor especializado en la gestión de vulnerabilidades

Vía Pixabay

Existen miles de empresas que se dedican a crear programas automatizados de gestión de vulnerabilidades (AVMP) para reducir el tiempo que tardan las organizaciones en implementar parches contra los ciberataques. Dependiendo del país estos proveedores de MSSP pueden variar, pero lo que hacen sus softwares no.

Dichos programas automatizados realizan un escáner al sistema para detectar las posibles vulnerabilidades conocidas, el tipo de fallo preferido de los ciberatacantes. Una vez allí, registran todas aplicaciones, dispositivos y otros activos internos o externos de la organización en busca de otras posibles fallas.

Los programas de vulnerabilidades le asignan a cada fallo una puntuación de gravedad entre 0,0 y 10,0 teniendo en cuenta una variedad de parámetros. Como por ejemplo, la facilidad de acceso, la autenticación, la difusión de la vulnerabilidad, la disponibilidad de mitigación, entre otros.

Las vulnerabilidades con una puntuación de 7 a 10 se consideran extremadamente graves, las puntuaciones de 4 a 6,9 califican como medias, y aquellas con un valor de 0 a 3,9 son bajas. 

Estos resultados son enviados a la empresa a la par que el programa realiza automáticamente un parche de seguridad. Con lo cual es más difícil que un delincuente tenga acceso a la información empresarial.

Desarrollar un programa de gestión de vulnerabilidades interno

Créditos: Gacetamedica

Sin embargo, para las empresas medianas y grandes también existe la posibilidad de desarrollar un programa de gestión de vulnerabilidades. Lo único que deben tomar en cuenta es que ese programa debe poder:

  • Identificar todas las vulnerabilidades. Es un primer paso esencial en el desarrollo de una estrategia de gestión de la vulnerabilidad, ya que se necesita una evaluación inicial para descubrir amenazas. Esto implica escanear los sistemas y programas empresariales.
  • Analizar el riesgo de cada una, el tiempo y otros recursos que se requerirían para rectificarla. Un buen programa de gestión de vulnerabilidades debe centrarse en las principales amenazas de un ciberataque. Dado que cada vulnerabilidad es única, es fundamental identificar su impacto para tomar decisiones sobre su tratamiento en el futuro.
  • Reparación de la vulnerabilidad. Este programa interno de gestión debería poder abordar las vulnerabilidades descubiertas dentro de la red, el hardware o el software. Ya sea remediando el problema por completo, o mitigando la amenaza con un parche.
  • Monitoreo continuo de vulnerabilidades. Dado que hay cada vez más ciberataques, es fundamental monitorear periódicamente las vulnerabilidades actuales y buscar nuevas.

En este sentido, la gestión automatizada de vulnerabilidades puede ayudar a evitar muchas filtraciones o ciberataques desagradables. Pero es importante aclarar que también puede agregar gastos potencialmente significativos a las empresas. 

Referencias:

How automating vulnerability management reduces risk of cyberattacks https://venturebeat.com/security/how-automating-vulnerability-management-reduces-risk-of-cyberattacks/ 

Vulnerability management automation https://www.rapid7.com/solutions/vulnerability-management-automation/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *