Muchos piensan que la contaminación es un problema moderno, pero en las ciudades en donde los mayas habitaban hace 1772 años ya había niveles tóxicos de un contaminante común: el mercurio. 

Los arqueólogos de la Universidad Católica de Australia hallaron este metal pesado, usualmente asociado con los desechos de la industria moderna, en 10 de los 11 asentamientos mayas que estudiaron. En concreto, en Chunchucmil en México; Marco Gonzales y Actuncan en Belice; La Corona, Tikal, Petén Itzá, Piedras Negras y Cancuén en Guatemala; Palmarejo en Honduras; y Cerén en El Salvador.

Sus hallazgos sugieren que estas altas concentraciones de mercurio afectaron la salud de los antiguos mayas mucho antes de que los conquistadores llegaran a América. Por lo tanto, fueron los mayas quienes llenaron los suelos con cantidades industriales de mercurio. Un contaminante tan tóxico que todavía representa un peligro para los arqueólogos que investigaron estos yacimientos.

Pero, ¿de dónde salió el mercurio?

Los mayas tenían vasijas llenas de cinabrio, un tipo de mercurio natural / Créditos: Frontiers

El mercurio, al igual que el plomo o el cadmio, está presente de forma natural en el medio ambiente. Aunque la versión más pura se obtiene fundiendo este metal a una temperatura relativamente baja, podemos encontrar cinabrio (sulfuro de mercurio cristalino) cerca de aguas termales o de las regiones con gran actividad volcánica.

La arqueología de la región confirma que los mayas usaron cinabrio durante siglos como un colorante. Esto debido a que el pigmento rojizo que se obtiene de este mineral es mucho más duradero que el púrpura que se conseguía de los caracoles marinos.

Además, para los mayas obsesionados con la sangre, el cinabrio era el color más bonito.

Numerosas piezas de arte en las ciudades mayas utilizaban este pigmento de mercurio. Otras investigaciones previas ya habían encontrado vasijas cerradas que contenían mercurio en lugares donde estuvo la civilización maya, como Quiriqua en Guatemala, El Paraíso en Honduras y Teotihuacán en México. Así que hallar este mineral no debió ser difícil para los habitantes precolombinos.

Sin embargo, ningún arqueólogo hasta ahora pensó que los mayas abusaran tanto de este pigmento hace siglos. 

El mercurio tenía un valor espiritual para los mayas

Una figura olmeca sentada del período Formativo Temprano, una cuchara y un colgante de jade. Todos fueron decorados con polvo de cinabrio / Créditos: Frontiers

Durante su exploración, los arqueólogos descubrieron que los mayas veían el cinabrio como algo más que un “color bonito”. 

Para ellos, el ch’ulel o la fuerza del alma de una persona residía en la sangre. Por lo tanto, el pigmento rojo brillante del cinabrio, similar a la sangre, era una sustancia invaluable y sagrada en esos tiempos. 

Cuando se levantaron los primeros monumentos a los dioses en las ciudades durante el siglo III d.C., los mayas utilizaron este mercurio natural en polvo para agregar color a las piezas decorativas. 

Incluso durante los ritos funerarios los mayas utilizaban mercurio purificado para decorar a los difuntos. Con lo cual el metal tóxico llegó a penetrar profundamente en sus huesos, dejando un legado persistente de problemas de salud.

Por ejemplo, uno de los últimos gobernantes de la ciudad maya de Tikal, un rey llamado Dark Sun, era notablemente obeso. Esto debido a una enfermedad metabólica que comúnmente se produce por el envenenamiento por mercurio.

“El mercurio era una sustancia invaluable para los mayas, pero sin que ellos lo supieran, también era mortal y persiste en los suelos y sedimentos alrededor de los antiguos templos».

Nicholas Dunning, arqueólogo de la Universidad de Cincinnati

La contaminación de las ciudades, ¿tan antigua como la historia de la humanidad?

Créditos: Univision

Al recopilar los datos de las 10 ciudades mayas contaminadas con mercurio, los arqueólogos notaron que las mediciones ambientales eran muy similares a las actuales. 

En otras palabras, todas esas ciudades mayas tiene una concentración de mercurio que excede o iguala los puntos de referencia modernos para niveles tóxicos. Por lo tanto, parece que la contaminación por metales siempre ha sido un problema, incluso antes de la llegada de las industrias.

Referencias:

Ancient Maya Cities Appear to Have Been Riddled With Mercury Pollution  https://www.sciencealert.com/ancient-maya-cities-appear-to-have-been-riddled-with-mercury-pollution 

Environmental legacy of pre-Columbian Maya mercury https://doi.org/10.3389/fenvs.2022.986119

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *