Con esta investigación al fin se pudo saber por qué el olor de la piel humana atrae tanto a los mosquitos y estaría vinculado a un cóctel de químicos presentes en ella.

Los hallazgos del reciente estudio están a cargo de investigadores de UC Riverside. Estos descubrieron que la combinación de dióxido de carbono y otras dos sustancias, 2-cetoglutárico y ácidos lácticos, es la causante del olor en la piel que gusta tanto a los mosquitos. Además, dicho olor fomentaría el sondeo que hacen los mosquitos para encontrar la sangre.

La mezcla de químicos en la piel serviría para atraer no solo a mosquitos comunes sino también a los transmisores de enfermedades. Es decir, las hembras de los mosquitos de la familia Aedes aegypti. Estas son las encargadas de propagar enfermedades como el Zika, el dengue, los virus chikungunya y la fiebre amarilla.

Vía Pixabay.

¿Cómo descubrieron que la piel contiene este cóctel de químicos que atrae a los mosquitos?

En general, los mosquitos utilizan una variedad de señales para hallar a sus víctimas. Entre esos factores se hallan el dióxido de carbono, la vista, la temperatura y la humedad.

Pero, los investigadores fueron más allá y analizaron los olores de la piel. Según sus estimaciones, los olores serían más importantes para identificar el sitio exacto que eligen los mosquitos para picar a su víctima.

Mediante sus experimentos, los científicos encontraron que los mosquitos aterrizan en lugares donde la mezcla de químicos es más pronunciada. Es decir, el olor es la principal guía para los mosquitos.

En investigaciones anteriores se descubrió que el ácido láctico forma parte del cóctel de olores. Lo mismo ocurrió con el dióxido de carbono que en combinación con el amoníaco y otras sustancias también atraerían a estos mosquitos.

Sin embargo, el equipo no estaba convencido de que sean solo esos químicos los causantes de tal atracción. Entonces, los investigadores realizaron sus propios experimentos para encontrar el secreto oculto.

Como parte del estudio, uno de los investigadores extrajo sudor de sus propios pies mediante sus calcetines. Lo consiguió tras pasar horas caminando sobre cuentas de vidrio que había introducido previamente en sus calcetas. Luego aislaron esas cuentas que contenían sustancias químicas del sudor, las analizaron y observaron el comportamiento de los mosquitos a dichas sustancias.

Entonces, descubrieron la combinación más activa de químicos que atraen a los mosquitos: dióxido de carbono, 2-cetoglutárico y ácidos lácticos.

Referencias:

Chemical cocktail in skin summons disease-spreading mosquitoes: https://phys.org/news/2022-09-chemical-cocktail-skin-summons-disease-spreading.html

Compounds from human odor induce attraction and landing in female yellow fever mosquitoes (Aedes aegypti): https://www.nature.com/articles/s41598-022-19254-w

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *