Hasta hace poco, había buenas razones para ser optimistas sobre la erradicación del virus de la polio. El patógeno centenario que paralizó los brazos y piernas de miles de niños hace 57 años.

Pero un nuevo caso de poliomielitis, confirmado este verano en Estados Unidos, ha activado otra vez las alarmas sanitarias en todo el mundo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha encontrado tres cepas distintas del virus de la polio circulando por las aguas residuales de Londres y Estados Unidos. Dos países que desde 2002 no habían reportado casos de poliomielitis, con lo cual existe el riesgo de que el virus se reintroduzca en Europa y Occidente.

Pero, ¿cómo llegó un virus erradicado a las aguas residuales?

Vía Pixabay

La poliomielitis es una enfermedad altamente contagiosa, capaz de devastar el sistema nervioso en cuestión de segundos. En 1960, cada brote de polio era algo preocupante pues el virus podría propagarse a través de las heces o de alimentos o agua contaminados. Por lo tanto, cualquier persona podía enfermar gravemente.

Si un niño infectado salía del baño sin lavarse las manos por ejemplo, y luego tocaba los alimentos, toda la familia acabaría enferma. De igual forma, si un extranjero llegaba a otro país con el virus de la polio, dejaba rastros en el avión, el hotel y los mercados. 

El poder de propagación de este virus no ha cambiado en todos estos años. Los expertos en salud mundial creen que la persona contagiada en Estados Unidos y las muestras virales halladas en Londres tienen un origen común: ambos proceden de los restos fecales de turistas de Pakistán y Afganistán. Los únicos dos países en donde la poliomielitis sigue siendo endémica, con 12 casos al año.

Sin embargo, demostrar que ese es el único epicentro de la infección es una tarea difícil. En los primeros meses de 2022 se han notificado 242 casos de polio, pero no todos proceden del mismo virus salvaje. Hay tres cepas: 

  • Tenemos al poliovirus de tipo 1 (WPV1), que se sabe que sigue en libertad en Pakistán y Afganistán.
  • Luego está el poliovirus de tipo 2, que fue el responsable del contagio en Estados Unidos y de otro en Jerusalén, pero no procede de ningún país endémico.
  • Y finalmente otro poliovirus derivado (cVDPV) que se cree que deriva del virus inactivo en la vacuna contra la poliomielitis, pues los niños vacunados pueden expulsar este virus a través de las heces.

Así que este nuevo brote pudo originarse por una mezcla de descuidos. 

Erradicar el virus de la polio será especialmente difícil después de la pandemia

Créditos: CuidatePlus

Independientemente de las causas, es un hecho que este brote repentino de poliomielitis ha llegado para quedarse. 

La pandemia de Covid-19 dejó a muchos países vulnerables pues interrumpió las campañas de vacunación durante meses, y desvió personal sanitario a otras labores. Además, provocó el mayor retroceso en al tasa de inmunización anual contra el virus de la polio, ya que muchas personas han dejado de darle cobertura. O bien porque la consideraban una enfermedad erradicada, o porque simplemente ya le han cogido manía a las campañas de vacunación.

Con una buena cobertura inmunitaria este brote no sería tan alarmante, ni siquiera estaríamos hablando de un “brote” ahora mismo. En 1988, cuando varias organizaciones mundiales crearon la Iniciativa para la Erradicación Mundial de la Poliomielitis (GPEI), lograron reducir en un 99% los casos de poliomielitis en todo el mundo. 

Aunque el virus estuviera en el agua o los alimentos, las personas eran capaces de evitar el contagio. Las vacunas cerraron por medio siglo el paso del virus de la polio, pero parece que esa época no volverá.

¿La vacuna contra el virus del polio ya ha pasado de moda?

Créditos: Lasexta

25 millones de niños han dejado de recibir sus dosis contra la poliomielitis. La tasa de vacunación es la más baja de los últimos 30 años, y lamentablemente existen otros virus en el panorama que requieren más atención, como la viruela del mono

En definitiva, el mundo es cada vez más vulnerable al virus del polio, por lo que puede que vivamos de nuevo el brote que marcó los años 60 con episodios de fiebre, dolor de cabeza, rigidez en cuellos brazos y piernas, y hasta la muerte. A no ser que se tomen medidas para frenar su propagación en Occidente.

Con esta declaración de emergencia, la OMS busca aumentar las tasas de vacunación contra el virus de la polio por encima del 90%. 

Por su parte, los Centros de Prevención de Estados Unidos también planean introducir vigilancia permanente en las aguas residuales. Esto con la finalidad de evitar que los desechos virales se propaguen sin control.

Con suerte, estas medidas nos salvarán de una nueva pandemia.

Referencias:

La polio vuelve a circular en Occidente: ¿qué implica la transmisión en Nueva York y Londres? https://elpais.com/sociedad/2022-08-17/la-polio-vuelve-a-circular-en-occidente-que-implica-la-transmision-en-nueva-york-y-londres.html?outputType=amp 

¿Vuelve la polio? El avance de la enfermedad que marcó la infancia de toda una generación https://www.uppers.es/salud-bienestar/noticias-salud/20220825/vuelve-avance-enfermedad-infancia-generacion_18_07300141.html?amp=true 

La polio estaba erradicada en casi todo el mundo. Pero este año reapareció https://www.nytimes.com/es/2022/08/19/espanol/polio-casos-vacuna.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *