Los investigadores creen haber descubierto el verdadero origen de un tipo raro de diamante interestelar que se halló hace muchos años dentro de un meteorito.

El diamante en cuestión es lonsdaleita, una forma súper dura de diamante. Estiman los científicos que este se formaría mediante un proceso diferente al diamante terrestre.

Los diamantes tradicionales se originan cuando el grafito se exprime lentamente por las presiones en las profundidades del manto terrestre.

En cambio, la lonsdaleita se formaría en el caos de una colisión catastrófica en el espacio interplanetario.

En cuanto a la composición, los diamantes terrestres poseen una estructura robusta debido a sus átomos de carbono con sus cuatro electrones disponibles se unen a otros cercanos formando un patrón tetraédrico. Esto es lo que hace posible que sea una de las sustancias más duras de nuestro planeta.

Por su parte, la lonsdaleita es también un cristal hecho de carbono. Pero su estructura conserva perfectamente la forma hexagonal del grafito. Cabe destacar, además, que este raro diamante interestelar es mucho más delgado que un cabello humano por lo que es muy difícil analizarlo en el laboratorio.

Pero, según las estimaciones científicas, esa estructura debería hacer que el material sea aún más rígido que el diamante tradicional.

Créditos: Tomkins et al., PNAS, 2022.

Un diamante que desconcierta a los científicos

En 1967 este extraño material se identificó por primera vez en un meteorito. Desde entonces, ha desconcertado a los científicos.

Hay quienes consideran que la lonsdaleita en realidad es un diamante convencional que está desordenado.

Pero, lo que más ha llamado la atención de los investigadores es que solo se ha encontrado en un tipo muy particular de meteorito llamado ureilita.

La urelita se habría originado en un planeta enano borrado hace mucho tiempo. Lo que quiere decir que sus restos andan rondando por todo el Sistema Solar en forma de meteorito.

Esta hipótesis es la que sostiene la teoría del origen de la lonsdaleita se habría producido por colisión y no por presión como el diamante tradicional. Pero, no todos los científicos están de acuerdo con esta afirmación.

Entre este grupo está un grupo internacional de investigadores que decidieron estudiar la formación de la lonsdaleita.

Estos científicos llevaron a análisis por microscopía electrónica a 18 muestras de ureilita. Luego de examinarla llegaron a la conclusión de que la lonsdaleita puede formarse naturalmente y hasta en el laboratorio. Es decir, su proceso de formación podría ser similar al del diamante tradicional.

Ahora los investigadores creen que podrían crear lonsdaleita en el laboratorio. Esto abriría la puerta para desarrollarla a nivel industrial y quién sabe en el futuro usarla para fabricar piezas de máquinas diminutas y ultraduras o anillos de compromisos súper raros.

Referencias:

A Bizarre Form of Space Diamond Could Have Its Origins Inside A Long Dead Planet: https://www.sciencealert.com/a-bizarre-form-of-space-diamond-could-have-its-origins-inside-a-long-dead-planet

Sequential Lonsdaleite to Diamond Formation in Ureilite Meteorites via In Situ Chemical Fluid/Vapor Deposition: https://www.pnas.org/doi/abs/10.1073/pnas.2208814119

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *