Los investigadores del Departamento de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU) realizaron un estudio para conocer cómo los estudiantes deportistas equilibran el deporte con su rendimiento académico.

Durante su estudio, los investigadores observaron las experiencias de los jóvenes futbolistas. La finalidad de ello era conocer los pros y los contras de combinar la escuela y el deporte.

Los investigadores encontraron que estos jóvenes, de alguna manera u otra, deben pagar un precio. Pero, para que las cosas no se vuelvan muy complejas, los investigadores creen que lo mejor que pueden hacer los estudiantes deportistas es buscar una institución que favorezca la combinación entre escuela y deporte.

En algunos países del mundo como Noruega existen escuelas deportivas de élite. Pero, además, hay otras escuelas que permiten a los estudiantes equilibrar el deporte con el rendimiento académico. Es decir, los programas educativos están diseñados para facilitar el éxito tanto en el deporte como en la escuela. Sin embargo, también hay escuelas que priorizan el éxito deportivo por sobre el académico.

Vía Pixabay.

Escuelas especiales vs. escuelas regulares

Los investigadores realizaron algunas entrevistas como parte de su estudio. Hicieron peguntas a ocho jugadores de fútbol y cinco entrenadores de dos escuelas con programas deportivos de élite y dos secundarias regulares con un enfoque deportivo.

Posteriormente compararon las respuestas de los estudiantes deportistas con los programas de las escuelas deportivas de élite y las escuelas deportivas públicas.

Luego de la comparación, los investigadores encontraron que los programas de deportes de élite saben combinar la escuela y los clubes deportivos. Pero, por sobre todo, permiten que los entrenadores y atletas planifiquen y gestionen la carga de trabajo total más fácilmente. Como resultado, los estudiantes pueden desarrollar su potencial en ambos ámbitos.

Por el contrario, las escuelas regulares no serían tan flexibles en el horario como las escuelas de élite.

Los investigadores descubrieron que los estudiantes deportistas que asisten a secundarios regulares se preocupan más por la carga de trabajo total. Sin embargo, serían más responsables en su toma de decisiones.

La mayor responsibilidad puede hacer que los atletas sean más autodeterminados. Pero, al mismo tiempo, aumenta el riesgo de lesiones por sobreentrenamiento

Por lo tanto, los autores concluyen que ambos entornos tendrían sus ventajas y desventajas. Así también riesgos y oportunidades de desarrollo para los estudiantes que quieran combinar el deporte con los estudios.

Referencias:

Balancing sport and academic development: Perceptions of football players and coaches in two types of Norwegian school-based dual career development environments: https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/17479541221111462

What’s the best way to combine sports and school?: https://phys.org/news/2022-09-combine-sports-school.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *