La NASA, por medio de Mars Atmosphere and Volatile Evolution (MAVEN), trabajó en conjunto con la Sonda Hope de los Emiratos Árabes Unidos para observar la atmósfera de Marte. El objetivo de la unión de fuerzas fue observar un tipo raro de auroras marcianas que sería irregular y ocurriría de día.

Por medio de sus observaciones, ambas sondas pudieron comprobar que estas auroras tendrían características únicas: son dinámicas, variables y contienen estructuras de escala fina.

Mediante las sondas de los Emiratos Árabes Unidos se pudo saber que estas auroras no serían para nada parecidas a las de la Tierra. Dichas auroras se extienden y se desorganizan debido a la perturbación del plasma de Marte causado por el viento solar. Pero el resultado es realmente maravilloso y único.

Al principio, todo esto era una hipótesis que posteriormente se pudo confirmar cuando se compararon las observaciones de las sondas de la NASA y las de los Emiratos. Efectivamente, sería el viento solar el responsable de hacer que las auroras marcianas sean tan irregulares.

La imagen de la izquierda muestra a Marte sin auroras, mientras que en las del centro y la derecha se aprecian las auroras marcianas irregulares. Créditos: EMM/EMUS

Auroras irregulares en Marte

Marte tiene otro tipo de auroras que son las auroras de protones. Las sondas de la NASA las descubrieron en 2018.

Estas auroras se forman de forma similar a las de la Tierra. Sin embargo, por las singularidades del planeta rojo, el resultado sería distinto al que se puede ver en nuestro planeta.

Como sabemos, nuestro planeta vecino sería muy diferente a la Tierra en muchos sentidos. Una de las características que lo diferencian del planeta azul es su ausencia de magnetosfera. Pero, además, tendría un campo magnético endeble, lo que hace que los fenómenos atmosféricos sean únicos y diferentes.

El débil campo magnético de Marte es adecuado para desviar muchos de los protones y neutrones de alta velocidad que caen del Sol. Entonces se forman las auroras de protones, cuando los protones con carga positiva que caen con el viento solar chocan contra la envoltura de hidrógeno de Marte y se ionizan. En este proceso, los protones roban electrones de átomos de hidrógeno volviéndose neutrales.

Este intercambio de cargas es el que permite que las partículas neutras desvíen el campo magnético de Marte. El resultado: una lluvia de partículas en la atmósfera superior marciana que irradia luz ultravioleta.

Antes se pensaba que las auroras que se formaban tras este proceso eran regulares, pero serían todo lo contrario.

Al comparar las observaciones de MAVEN y de las Sondas Hope, los astrónomos comprobaron que el proceso descrito anteriormente genera auroras irregulares. Y estas serían así por la perturbación del plasma de Marte, sumado al viento solar.

Lo que al equipo le resta averiguar es qué implicaciones tendrán estas auroras irregulares en la atmósfera de Marte.

Referencias:

An Eerie New Kind of Martian Aurora Has Been Discovered by Scientists: https://www.sciencealert.com/an-eerie-new-kind-of-martian-aurora-has-been-discovered-by-scientists

Patchy Proton Aurora at Mars: A Global View of Solar Wind Precipitation Across the Martian Dayside from EMM/EMUS: https://agupubs.onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1029/2022GL099881

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *