El Perseverance Rover viene estudiando las rocas de Marte desde 2021. Después de casi un año de intensa búsqueda descubrió que las muestras de rocas revelarían que hubo agua en Marte.

Las muestras que recogió el Rover serían de un gran cráter marciano de nombre Jezero. Gran parte de ese cráter estaría formado por roca volcánica que, según los recientes datos, estuvo cubierta por agua.

El Rover habría recogido muestras de dos formaciones rocosas diferentes. Esas muestras de roca revelan que, tanto en la superficie de Marte como debajo de ella, fluyó agua en el pasado.

El camino del Perseverance Rover lo llevó a recorrer por la formación rocosa Seitah. Luego se dirigió hacia el oeste marciano hasta llegar a otra formación rocosa llamada Maaz.

Vía Pixabay.

Análisis de las formaciones rocosas

Durante ese recorrido, Rover analizó las capas de roca enterradas y también la composición química de partes de Seitah y Maaz. El análisis reveló que esas formaciones rocosas son en realidad capas de roca volcánica.

Además, con el análisis se pudo comprobar que la huella química y la estructura física muestran que hace 3 a 4 mil millones de años hubo agua subterránea en Marte. Esa agua habría causado reacciones químicas con los minerales de la roca.

Con estos exámenes se supo también que hubo una interacción entre las rocas y el agua para formar carbonato y minerales serpentinos. Estos datos obtenidos son importantes para conocer sobre las condiciones ambientales durante las cuales el agua estuvo presente en la superficie marciana. Pero, por sobre todo, para saber si esas condiciones fueron habitables.

De ser así, se podrá continuar con la búsqueda de evidencias sobre la presencia de vida antigua en Marte.

Esto entusiasma a los científicos ya que cabe la posibilidad de que las condiciones ambientales de hace millones de años hayan sustentado la vida en el planeta rojo.

Se espera que esas muestras de roca puedan traerse a la Tierra en alguna de las futuras misiones para que puedan ser estudiadas con más detenimiento en laboratorios. Quizás nos digan un poco más sobre el cráter Jezero, principalmente cuándo cayó el meteorito que lo formó y cuándo el suelo del cráter fue cubierto por la arcilla y el lodo del delta del río.

Por lo pronto, el Perseverance Rover seguirá con sus estudios en suelo marciano para la búsqueda de vida. Principalmente se enfocará en la exploración del delta hasta que las muestras puedan traerse a la Tierra.

Referencias:

Perseverance Rover: new evidence points to a shockingly violent origin for Mars crater: https://www.inverse.com/science/perseverance-rover-papers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *