La fotosíntesis es el proceso de respiración que realizan las plantas. Este ha sido un objeto de estudio de muchos científicos, y un ejemplo es este grupo de bioquímicos que encontró el secreto mejor guardado de las plantas con el que se podría dar batalla al cambio climático.

Quienes se llevan el mérito del reciente descubrimiento es un equipo de científicos de la Facultad de Ciencias Moleculares de la UWA. Su hallazgo se publicó en la revista Nature y podría tener implicaciones en la manera en que usamos las plantas como alimento y cómo almacenaremos el carbono en el futuro.

En su estudio, los científicos revelaron un secreto desconocido sobre la respiración de las plantas. Encontraron que ese secreto determina la cantidad de dióxido de carbono que las plantas liberan a la atmósfera.

Este secreto sería un proceso similar al que realizan las mitocondrias humanas para crear energía. Sin embargo, en el caso de las plantas, estas producen la energía durante el día mediante la fotosíntesis. Luego, durante la noche, queman esa energía.

En la quema de azúcar se libera dióxido de carbono y si la energía no se llega a gastar, se almacena dentro de la planta como biomasa.

En todo ese proceso estaría implicado el piruvato, una molécula muy importante para la respiración de las plantas.

Vía Depositphotos.

El piruvato y su importancia en la respiración de las plantas

Piruvato proviene de la palabra griega fuego, y la molécula recibió ese nombre porque se quema u oxida para producir energía para las plantas.

El piruvato se produce a partir de grasas, proteínas y carbohidratos. Cada una de estas fuentes libera dióxido de carbono cuando se utiliza para impulsar la respiración.

En cuanto al piruvato producido por carbohidratos, este libera entre un 20 y un 30 % más de dióxido de carbono que el resto de las fuentes.

Pero eso no es todo. Las plantas pueden elegir qué fuente de piruvato usar para su respiración. Eso quiere decir que las plantas deciden liberar más dióxido de carbono.

Conociendo este secreto de las plantas, los científicos quieren usarlo a nuestro favor. Es decir, que las plantas generen la cantidad de energía que necesitan pero que en el proceso liberen menos cantidad de dióxido de carbono.

La producción de energía en las plantas es ineficiente ya que producen más energía de la que necesitan. Por ello el equipo de investigación propone ralentizar el proceso respiratorio de las plantas y de ese modo reducir la emisión de dióxido de carbono.

Su propuesta consiste en bloquear las vías del piruvato y con ello se espera que se prioricen las fuentes de energía dentro de las plantas que limitan la liberación de dióxido de carbono. Los científicos pretenden redirigir el carbono a biomasa en lugar de dióxido de carbono.

Los investigadores esperan que sus hallazgos tengan implicaciones en la forma que usamos las plantas como alimentos y sobre las reservas de carbono en el futuro.

Referencias:

Metabolic evidence for distinct pyruvate pools inside plant mitochondria: https://www.nature.com/articles/s41477-022-01165-3.epdf?sharing_token=eLGwuq9hVSUHKIVj-29MVtRgN0jAjWel9jnR3ZoTv0NqtJ6PzibkXSRWsknID5sGxNWFBogOsc4taPlM6zighixRJmxNSFsByDVPmJtDMQ4KbhC-w3uSmr88vEQl4bVu_XltmrEU-h-3t8ucKQ_67iMCq7e1S-7qVHKPtBEQo2A%3D

The secret life of plants revealed: Discovery has implications for food production and carbon storage: https://phys.org/news/2022-08-secret-life-revealed-discovery-implications.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *