El cerebro humano tiene la capacidad innata para el aprendizaje, pero habría un límite. En algunos casos, el límite de aprendizaje del cerebro viene condicionado por problemas cognitivos. Pero, en otros casos, el límite se presenta simplemente porque no estamos explotando el potencial de nuestro cerebro.

¿Cómo funciona el cerebro humano con el aprendizaje?

Nuestro cerebro está biológicamente diseñado para almacenar, integrar y adaptar la información que ingresa en él por medio de una red neuronal. Por eso, se puede afirmar que la capacidad de aprender es innata y requiere activación.

Para que se produzca el aprendizaje se necesita que las estructuras neuronales y procesos químicos del cerebro entren en acción, y eso se logra mediante estímulos externos. Y una vez que se consigue el aprendizaje, las estructuras cambian dando lugar a nuevas conexiones sinápticas.

Desde la neuroeducación, se intenta cambiar la manera en que se enseña y aprende en las escuelas. Pero ¿es posible cambiar el cerebro adulto? Los neurocientíficos dicen que sí porque al igual que un cerebro joven, el cerebro adulto también es maleable. Eso quiere decir que podemos entrenar nuestro cerebro para sacar el mayor provecho.

Vía Depositphotos.

Las condiciones de la era digital

En la era digital, se exige mucho más a los trabajadores para que cumplan con múltiples tareas a la vez, y una habilidad muy requerida es la de multi-tasking. Sin embargo, al cerebro humano le resulta muy difícil funcionar de manera eficiente en un entorno digital, por lo tanto, se vuelve necesario rediseñar sus funciones para adaptarse a él.

Pero dar igual atención a dos tareas cognitivas exigentes al mismo tiempo no sería posible, según afirma el psiquiatra Edward Hallowell. Al intentar hacer tareas múltiples simultáneamente, el cerebro cambia su foco de atención de una tarea a otra. Y si las tareas son muy complejas, el poder de concentración se pierde.

La neurocientífica Ladan Shams sostiene que el multi-tasking afecta el proceso de aprendizaje cuando las tareas necesitan de una atención completa. Mientras que el psiquiatra Edward Hallowell considera que el cerebro tiene un límite de aprendizaje.

Y, a pesar de que el cerebro pueda absorber y almacenar la información, no tendría suficiente espacio donde poder archivarla. En un futuro, nuestro cerebro tal vez evolucione y consiga más espacio de almacenamiento, pero para que eso ocurra aún falta mucho tiempo.

Vía Depositphotos.

¿Cuál es el límite de inteligencia del cerebro?

El límite de aprendizaje del cerebro puede estar condicionado por problemas cognitivos, como la inteligencia límite, que refiere a dificultades de aprendizaje y problemas en el uso de habilidades como la comunicación, el cuidado personal y las destrezas sociales que puede presentar una persona.

Todas estas limitaciones hacen que el individuo sufra un desfase entre su edad cronológica y su edad mental. Por tanto, su aprendizaje puede ser más lento que lo normal.

En cuanto a la memoria, los seres humanos somos los que poseemos mayor capacidad entre los seres vivos. Pero, nuestro cerebro también tendría un límite.

La memoria humana tendría una capacidad total de 100 terabytes o 100.000 gigabytes de memoria, que incluiría recuerdos, experiencias, conocimientos, etc.

Vía Depositphotos.

¿Cómo desarrollar mayor potencial?

Las capacidades ya existentes del cerebro son explotables, según los expertos.

Uno de los que piensa así es el doctor Eran Zeidel, de la Universidad de California. Según él, no podemos esperar a que nuestro cerebro evolucione, tenemos que rediseñarlo. Para lograrlo, el doctor Zeidel trabaja en una estrategia llamada neuroretroalimentación.

Con la neuroretroalimentación, las funciones del cerebro se pueden modificar de la misma manera que modificamos las funciones corporales como la presión arterial.

El primer paso para modificar las funciones del cerebro es cambiar al sistema nervioso periférico por medio de la bioretroalimentación. El siguiente paso consiste en cambiar el sistema nervioso central mediante la neuroretroalimentación.

La neuroretroalimentación es capaz de modificar cualquier estado del cerebro a lo que quiera. Por lo tanto, las posibilidades de procesamiento de información son infinitas.

Esta estrategia sirve para que el cerebro descarte la información que no necesita para llevar a cabo una tarea en un momento concreto. Eso quiere decir que va liberando espacio como si se tratara de una memoria artificial, llevando a su capacidad a su máxima potencia.

Lo que está sucediendo es que se agregan nuevas redes neuronales para procesar información rápidamente. Sin embargo, esto tiene sus contras porque, aunque se gana velocidad, se pierde profundidad.

Referencias:

¿Cuántos TB es capaz de almacenar el cerebro humano?: https://www.americaeconomia.com/amp/cuantos-tb-es-capaz-de-almacenar-el-cerebro-humano-2654381741

¿Qué pasa en nuestro cerebro cuando aprendemos?: https://apel.es/3698-2/?cn-reloaded=1

Inteligencia límite: http://descargas.pntic.mec.es/cedec/atencion_diver/contenidos/dificultades/inteligencialimite/index.html

Los límites del cerebro humano frente a las exigencias de la era digital: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2011/11/111118_ciencia_cerebro_informacion_wbm.amp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *