Las redes sociales se han convertido en el lugar común de empresas, niños, ancianos, artistas, adolescentes y adultos.  Así que es muy común pensar que estas plataformas son un paraíso del que ningún ser viviente querrá librarse. Pero, ¿qué pensarías si te contamos que probablemente no es así? De hecho, aunque no lo creas, parece que estamos entrando en un período de agotamiento digital.  A lo largo de este artículo exploraremos un poco esta última idea e intentaremos conseguir una luz al final de este camino cibernético.

¿Por qué las redes sociales podrían causar agotamiento digital?

redes sociales agotamiento
Vía Unsplash

Las plataformas digitales pueden servir para promocionar tu empresa o conseguir muchos likes, pero quizás tanta atención a las métricas y las tendencias podrían estar causando algo de agotamiento digital en la audiencia. Sin embargo, creemos que también hay razones muy puntuales que están haciendo a las personas preguntarse: ¿debería seguir anclado al móvil más de 40 minutos al día?  ¿Ello es sano? Y esto, nos parece, también crea molestia y fastidio por parte de los cibernautas. He aquí las causas:

Las redes sociales pueden volverse una adicción

Sí, queridos lectores, las redes sociales pueden ser igual de adictivas que ese chocolate que tomas al final de la tarde, y sin falta. De hecho, Jarad Carleton, director de investigación sobre Ciberseguridad de Frost & Sullivan, va mucho más allá de nuestra comparativa. Decimos esto porque el director de investigación asegura que el uso de las redes sociales es similar a la adicción a sustancias. Semejante analogía es cierta, ya que dichas plataformas producen “pequeños subidones de serotonina”, en espacial cuando recibimos un “me gusta” a una de nuestras publicaciones.

Carleton también comenta esto: “Si examinamos una palabra tan connotada como adicción, a lo que ocurre cuando consumimos una sustancia, veremos que se está hablando de la química del cerebro. Pero cuando se hace clic sobre algo, o se publica algo, y se obtienen todos esos ‘me gusta’ y ‘compartir’, estamos hablando también de la química del cerebro”.

Nitesh Patel, director de estrategias multimedia en móviles de Strategy Analytics, dice que la adicción también la promueven los algoritmos. Recordemos que estos algoritmos han sido creados para mostrar contenido que podría ser de interés del usuario. Y así lograr que pase horas viendo material sin parar.

Un estudio realizado en Estados Unidos por Strategy Analytics comprueba nuestra hipótesis. Su investigación mostró que los usuarios pasan una media de 40 minutos diarios en aplicaciones como Facebook, Instagram, Snapchat y Twitter a través de sus smartphones.

Los usuarios que pasan ese tiempo en las redes sociales también son alertados por sus familiares o ellos mismos al darse cuenta que no están siendo productivos. Y eso los lleva a sentir este agotamiento digital que hemos mencionado al principio.

Estas plataformas presentan mucho contenido nocivo

Hace unos años, antes de la interrupción de los servicios de Facebook, se filtró una investigación interna de la empresa realizada por la ex empleada Frances Haugen. En dicha investigación, se indicaba que la compañía obtenía beneficios al amplificar el malestar político y los contenidos perjudiciales en cada una de sus plataformas.

De acuerdo con Patel, las redes sociales ayudan a amplificar los comentarios y publicaciones negativas e insultantes. Además, la falta de “Me gusta” puede generar efectos perjudiciales en los usuarios de todas las edades y orígenes.

Carleton, de Frost & Sullivan, dice que las prácticas de moderación de contenido en Facebook deben mejorarse. Afirma que “se centran, en gran medida, en el mundo de habla inglesa”, el cual supone una pequeña fracción de los usuarios de la plataforma.

Por tanto, él considera que la autorregulación de las redes sociales es insuficiente e ineficaz. Esto ha generado mucho descontento en las personas, ya que no se sienten seguras en las plataformas de redes sociales. Y no solo es en Facebook o Instagram, el malestar también se extiende hasta TikTok, pues incluso se dice que allí la privacidad de los datos está en peligro.

Sea lo que sea, las plataformas de redes sociales son un terreno inestable que hace que las personas se cuestionen constantemente sobre su privacidad y tiempo en línea.

Las redes sociales también pueden generar agotamiento digital en otros sectores y contextos

En la sección anterior exploramos las causas que podrían causar agotamiento digital y repudio por parte de los usuarios hacia las redes sociales. Pero también hay otros tipos de agotamiento y contextos que pueden provocar este malestar que venimos anunciando desde el primer párrafo.

Las personas se aburren con facilidad de las redes sociales y siempre buscan algo nuevo

El ejemplo claro de todo esto son Facebook e Instagram. Facebook en su momento fue una plataforma muy usada por todos, pero se ha quedado en el pasado y ya no llama la atención de los usuarios más jóvenes. Sin dejar de lado sus problemas de seguridad y privacidad que están siempre a la orden del día.

Luego nos topamos con Instagram, la plataforma que salvó a Meta de una caída estrepitosa y consiguió un lugar en el mercado. Como toda plataforma nueva, logró tener muchos seguidores, las personas no paraban de recomendarla, los medios empezaron a hablar sobre ella y muchas empresas comenzaron a abrirse una cuenta en la app para ganar seguidores. Sin embargo, esto luego hizo que Instagram perdiera su encanto: hoy en día está repleta de publicaciones sugeridas y un montón de anuncios que nadie desea ver cada minuto.

Pero Instagram se niega a quedar en el olvido, por ello ha imitado muchas de las funciones de TikTok, y ahora ves en la plataforma esta función que hoy en día todos conocemos como Reels. ¿Pero esto es suficiente para que se mantenga a flote? Sabemos que Instagram ha decaído en su crecimiento de usuarios este último año, pues quedó bajo el 10%.

Pese a ello, más allá de un indicativo de molestia hacia la falta de novedad en la aplicación, también puede ser a causa del agotamiento digital. Instagram bombardea a sus usuarios constantemente con sugerencias y anuncios. Esto no pasa desapercibido por el usuario, el cual siente que la app que no piensa en su experiencia, sino en el beneficio de sus anunciantes. He aquí el motivo por el que la red social está perdiendo usuarios y la razón que lleva a las personas a cansarse del ecosistema de la plataforma.

Los artistas musicales también sufren de agotamiento digital y es un problema

agotamiento digital musical
Vía Unsplash

Las redes sociales han servido de escaparate para muchos artistas musicales, pero también han llegado al punto de hacerlos sentir agotados. Esto es así porque muchas compañías relacionan el éxito de los músicos con la cantidad de personas que los siguen en sus redes sociales.  A continuación, mencionaremos algunas de las razones que lleva a los artistas musicales a sentir agotamiento digital:

  • Presión por parte de las disqueras para generar contenido continuo en redes sociales.
  • El valor de un cantante o agrupación se juzga en función de sus métricas en social media, y no por su música.
  • La reducción en presupuesto para marketing lleva a muchos artistas a hacerse responsables de su propia promoción.
  • Se subestima la relación existente entre los músicos y marketing, por lo que no hay un trabajo en equipo.
  • Se espera que managers y artistas independientes posean varias habilidades digitales: análisis de métricas, edición, gestión de social media, entre otras.
  • Los artistas musicales deben tener muchos seguidores en redes sociales, tanto para recibir apoyo económico de disqueras, al igual que para estar en listas de reproducción.
  • El tiempo y recursos destinados a la generación de contenido y gestión de redes sociales afecta la salud mental de cantantes y músicos, decisiones comerciales y su creatividad.
  • La demanda de contenidos aumenta con el paso del tiempo y jamás cesa.

Esperamos que todo esto te haya dado una idea más elevada sobre el agotamiento digital en la actualidad y cómo afecta a diversas personas. Las redes sociales brindan entretenimiento, pero también pueden volverse una cárcel si no tomamos consciencia del poder que ejercen sobre nuestra vida y la de muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *