El pantano de Geiseltal es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Alemania. En él podemos encontrar desde restos de pequeños mamíferos prehistóricos hasta murciélagos, aves, cocodrilos, peces y, ocasionalmente, algún órgano con 50 millones de años. Pero lo que más abunda en el pantano son, sin duda, las ranas fósiles. 

Se han encontrado 168 especies diferentes de ranas fosilizadas en poco más de mil hectáreas. Entre ellas, la Rhinella proboscidea amazónica o rana moderna, y varias especies extintas de la familia Pelobatidae, cuya causa de muerte era un misterio para la ciencia.

Por fortuna, el equipo de paleontólogos de la University College Cork (UCC) ha descubierto finalmente por qué el pantano fue una trampa mortal para estas ranas. Y por absurdo que parezca, la única razón es el apareamiento.

¿El sexo puede matar a las ranas? 

Vía Pixabay

Sí. La reproducción de los anfibios es un proceso realmente peligroso. En especial para las ranas hembras, pues deben soportar el peso del macho.

En casi todas las especies de ranas, el apareamiento se realiza en los pantanos o charcos de agua. Esto debido a que los huevos necesitan estar húmedos para que los renacuajos sobrevivan. Con lo cual las hembras de la especie corren el riesgo de ahogarse en el agua, si más de un macho la elige como pareja de reproducción.

«A menudo esto sucede con las especies que participan en congregaciones de apareamiento durante la corta y explosiva temporada de reproducción que inicia en primavera».

Maria McNamara, paleontóloga del University College Cork

Sin embargo, dentro de un pantano existen muchos otros riesgos que pueden acabar con los anfibios. 

En un principio, el equipo pensó que el pantano de Geiseltal estaba lleno de ranas fósiles por culpa de una emboscada de depredadores. Sin embargo, todas las ranas estaban sanas cuando murieron. 

La UCC comprobó que ningún hueso dentro del pantano mostraba signos de depredación (fisuras, mordeduras, entre otros). Ni siquiera en los de aquellas especies de ranas que carecían de un método de camuflaje apropiado. Por lo tanto no era la principal trampa letal del pantano.

Las falanges de las ranas estaban completas | Créditos: UCC

Su siguiente teoría era que las ranas fueron arrastradas, ya muertas, por las corrientes marinas hasta llegar al pantano. Pero esa tampoco parecía una opción viable para el equipo, pues no encontraron evidencias de inundaciones recientes.    

Así que, por eliminación, la única explicación lógica era que las ranas fallecieron durante el apareamiento. Después de todo, el pantano Geiseltal era el lugar perfecto para llevar a cabo festivales de reproducción hace 45 millones de años.

A mediados del Eoceno, la Tierra era mucho más cálida y el área de Geiseltal era un bosque subtropical pantanoso muy activo. Cualquier rana sería feliz apareándose allí.

¿Qué nos dice todo esto sobre las ranas fósiles en el pantano?

Algunos de los esqueletos encontrados dentro del pantano | Créditos: UCC

El antiguo pantano carbonífero de Geiseltal en Sajonia-Anhalt es una de las pocas ventanas prehistóricas que nos permite ver cómo eran las plantas y los animales hace millones de años. Con lo cual este hallazgo cobra mucha relevancia, pues nos ayuda a comprender la evolución de las ranas y de sus prácticas de apareamiento.

Investigaciones previas, lejos del pantano, habían sugerido que las ranas fósiles murieron por desecación. O en su defecto, por una pérdida de oxígeno en las aguas. Sin embargo, este nuevo hallazgo sugiere que la trampa mortal del pantano alemán es, de hecho, una trampa sexual.

Todas las ranas se ven atraídas por la temperatura tropical de estas aguas, por lo que deciden iniciar su pequeña fiesta privada de apareamiento hasta la muerte.

Lo curioso es que este patrón ya se ha encontrado en otras ranas fósiles alrededor del mundo. Así que todo parece indicar que los comportamientos de apareamiento de las ranas no han cambiado en 45 millones de años.

En este sentido, solo necesitamos un pantano y la promesa de un festín de anfibios para atraer a un montón de ranas modernas.

Referencias:

This Ancient Swamp Was a Sex Death Trap For Frogs 45 Million Years Ago https://www.sciencealert.com/this-ancient-swamp-was-a-sex-death-trap-for-frogs-45-million-years-ago 

The skeletal taphonomy of anurans from the Eocene Geiseltal Konservat-Lagerstätte, Germany https://doi.org/10.1002/spp2.1453

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *