El nuevo estudio sugiere que las emociones que sentimos al escuchar música tienen un vínculo cultural. Lo que quiere decir que personas de diferentes culturas tendrán sentimientos diferentes al oír una melodía en particular.

Los investigadores responsables de este estudio son de la Universidad de Western Sydney. Ellos buscaban probar su hipótesis que plantea que las emociones que provoca la música tienen una impronta cultural.

Para probarla necesitaron realizar una serie de experimentos. Estos se realizaron en Papúa Nueva Guinea, donde los investigadores llegaron con grabaciones musicales en tonos mayores y menores.

Entonces convocaron a 170 adultos, todos ellos habitantes del valle del río Uruwa, para que participaran de una encuesta.

El experimento consistió en escuchar fragmentos de melodías que variaban en tono medio, cadencia, modo y timbre. Los participantes debían escuchar dos muestras proporcionadas por los investigadores y luego comentarles si sentían felicidad al escucharlas.

Por mucho tiempo se pensó que las emociones que seguían al escuchar una melodía eran universales. Sin embargo, este y otros estudios desarrollados en comunidades remotas, que casi no habían tenido contacto con la música occidental, arrojaron resultados mixtos.

Las emociones que nacen tras escuchar música tendrían un vínculo cultural. Vía Pixabay.

¿La música y las emociones al escucharla tienen un vínculo cultural?

La población del valle del río Uruwa tiene escaso contacto con la música occidental, por lo que brinda una oportunidad única para hacer el experimento.

En contraste, los investigadores decidieron realizar el mismo experimento pero en una muestra de personas que escuchan regularmente la música occidental. Esta nueva versión del experimento se realizó con 79 voluntarios en una habitación insonorizada en Sydney, Australia.

Luego de esos dos experimentos, los investigadores encontraron que las respuestas emocionales que informaron estos participantes, tras escuchar una pieza musical, tienen más que ver con la exposición previa a la música occidentalizada que con algo más universal.

Pero también hallaron contrariedades con el experimento en Papúa Nueva Guinea. En ese estudio, los investigadores descubrieron un posible vínculo no cultural entre las emociones surgidas tras escuchar una pieza musical.

Debido a resultados tan contrapuestos, los investigadores creen que queda una pregunta por responder: ¿cómo las tradiciones musicales particulares se asociaron con el lenguaje emocional? Esto quizás se convierta en un nuevo objeto de estudio para futuras investigaciones.

Referencias:

Emotional responses in Papua New Guinea show negligible evidence for a universal effect of major versus minor music: https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0269597

‘Happy’ And ‘Sad’ Music Might Not Be Nearly as Universal as We Thought: https://www.sciencealert.com/happy-and-sad-sounding-music-might-not-make-everybody-feel-the-same-way

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *