Aunque suene extraño, existe el asma por tormenta eléctrica. El término hace referencia al ataque asmático que surge luego de una tormenta eléctrica.

Los especialistas afirman que este ataque puede ocurrir a cualquier persona con asma. Sin embargo, sería mucho más común en personas con rinitis alérgica estacional o también conocida como fiebre del heno. Los síntomas más usuales de estas alergias incluyen secreción nasal, estornudos y picazón en los ojos. Y, por lo general, aparecen con cada cambio de estación, pero más con mayor intensidad en la primavera, el verano y principios del otoño.

El aire puede quedar libre de polen y polvillo cuando llueve, y por ende las personas con alergias perciben una reducción en los síntomas. Sin embargo, las tormentas eléctricas empeorarían el cuadro alérgico por varias razones.

Por lo general, las tormentas eléctricas favorecerían que las partículas como el moho o el polen se concentren mucho mejor en el aire. Además, esas partículas pueden ser fácilmente arrastradas hacia las nubes donde la humedad es mucho más alta. Esa humedad, sumada a las nubes y los relámpagos, logra romper las partículas en pedazos mucho más pequeños, haciendo que sea más fácil su ingreso a las vías respiratorias. Y, por último, el viento terminaría el trabajo dispersando las diminutas partículas por todos lados.

¿Qué aumenta los factores de riesgos de asma por tormenta eléctrica?

Un estudio publicado recientemente en Journal of Allergy and Clinical Immunology determinó los factores de riesgo de desarrollar asma por tormenta eléctrica en personas con alergias estacionales.

El primer factor de riesgo es tener síntomas de asma que se controlaron mal. Estos se pueden evaluar simplemente con un cuestionario de asma estándar.

Un segundo factor de riesgo es haber obtenido una puntuación muy baja en las pruebas de exhalación rápida, estas son pruebas de respiración muy comunes para evaluar el nivel de asma.

El tercer factor de riesgo incluye poseer cantidades altas de células sanguíneas, como los eosinófilos que tienden a aumentar en personas con alergias.

Un cuarto factor es tener niveles altos de anticuerpos IgE, relacionado con el raigrás.

Por último, y como quinto riesgo, incluye poseer niveles elevados de óxido nítrico. Esta es una medida que determina el nivel de inflamación pulmonar en personas con asma.

Los especialistas aclaran que no todas las personas con factores de riesgo desarrollarán ataques de asma luego de las tormentas. Pero aún así es importante conocer cuáles son esos factores y si eres una persona propensa a desarrollar este tipo de asma, en especial si vives en zonas donde ocurren tormentas eléctricas con frecuencia.

Referencias:

Bad weather creates perfect storm for asthma sufferers: https://medicalxpress.com/news/2022-06-bad-weather-storm-asthma.html

Thunderstorm asthma in seasonal allergic rhinitis: The TAISAR study: https://www.jacionline.org/article/S0091-6749(21)01689-4/fulltext

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *