En un mundo cada vez más lleno de plástico, resulta reconfortante pensar que todos los artículos en nuestra casa podrían convertirse, con un poco de ayuda, en productos reciclables. Esto debido a que poseen el símbolo Möbius del ambientalismo. Tres flechas a modo de anillo que se utilizan como referente universal para el reciclaje.

No quisiéramos decepcionarlos pero lo cierto es que, contrario a la creencia popular, este símbolo no significa que el producto es “reciclable”. Con lo cual, es bastante seguro que tengamos en casa al menos uno de estos plásticos poco reciclables que lucen con orgullo el emblema. 

Plásticos PETE o PET

La Botella, El Plastico, Segregación, Procesando
Vía Pixabay

Este material de tereftalato de polietileno se utiliza comúnmente en las botellas de agua y refresco, los recipientes plásticos y el enjuague bucal. Lo que significa que es un producto bastante común en las casas. 

De todos los que mencionaremos es el plástico más “reciclable” químicamente hablando. Sin embargo, tiene sus detalles. 

Solo el 30% de las empresas lo reutiliza. Entre ellos empresas de refrescos como Coca-Cola, Pepsi o Fanta. Además, solo puede reciclarse un par de veces debido a lo ligero de sus materiales. Por tanto, muchos ambientalistas lo consideran un plástico poco reciclable en la acción. 

Plásticos HDPE

Objects, Plastic, Bottle, Blanco, Container
Vía Pixabay

A diferencia del PET, el HDPE es mucho más robusto y poco maleable, pues está hecho para retener líquidos. Podemos encontrar este tipo de plástico en las tapas de las botellas, recubriendo los productos de limpieza o en algunas bolsas de cereal y leche fresca. 

Su dureza impide que pueda ser procesado por las máquinas de reciclaje convencionales, ya que puede quedarse atorado en medio de la trituradora.

Aún así, en Estados Unidos existen un par de empresas que se dedican a reciclar HDPE. Pero únicamente las bolsas de plástico hechas con este material, ya que son un poco más endebles.

Plásticos PP

Sushi, Quitar, Comida, Fruto De Mar, Japonés, Rodar
Vía Pixabay

El PP está hecho de polipropileno, por lo que es un plástico ligero. Se utiliza para fabricar principalmente envases alimentarios, tales como cajas de yogurt, de sushi o de galletas. Sin embargo, dependiendo del país, también puede utilizarse para recubrir pastillas o para hacer pajitas de plástico. 

Al ser ligero como el PEP es teóricamente “reciclable”. Pero en la práctica suele considerarse otra cosa.

Este plástico desprende olores desagradables tras su conversión, lo que lo vuelve directamente inadecuado para ser usado como envase alimentario nuevamente. Por tanto, es otro plástico poco reciclable. 

Plásticos LDPE

Basura, Pantalón, Desperdicio, El Plastico
Vía Pixabay

El LDPE es un polietileno de baja densidad, bastante flexible al tacto. En este sentido es utilizado para hacer bolsas de basura, de pan, plásticos burbuja o películas adhesivas. 

Por desgracia su flexibilidad también lo hace un plástico poco reciclable, pues resulta increíblemente costoso convertir este material. En 2018, China lo comprobó por su cuenta y terminó prohibiendo que este plástico fuera reutilizado tras varios meses intentando renovar sus suministros de bolsas plásticas. 

Plásticos PVC

Tuberías De Alcantarillado, Tubo
Vía Pixabay

El PVC es un plástico muy conocido en la construcción, por su dureza y su revestimiento de vinilo. De allí que sea utilizado principalmente para producir tuberías y piezas plásticas a gran escala. 

Ahora, químicamente esta pieza es una “bomba”. Contiene un alto contenido de cloro, junto con carbonato de calcio y biocidas para evitar que se degrade su dureza. Estos productos son altamente tóxicos para el ser humano y se desprenden con facilidad, por lo que no es recomendable su reciclaje. 

Poliestireno

Balde, Juguetes, Arena, Playa, Vacaciones
Vía Pixabay

Pero entre todos los plásticos poco reciclables existe uno que se lleva el premio al más contradictorio de todos: el poliestireno. Un plástico imposible de reciclar, a pesar de ser el más utilizado a nivel global, para fabricar cartucheras, vasos, cartones de huevos, empaques y juguetes.

La espuma de poliestireno tiende a romperse en microplásticos que arruinan las maquinarias, los lotes reciclados y el ecosistema.Todo a la vez.

Por tanto, lo más recomendable es botar este plástico directamente en los vertederos.

Entonces… ¿Qué significa realmente el Möbius en estos plásticos no reciclables?

Vía Pixavay

De acuerdo con los ambientalistas, este símbolo es un alegre recordatorio a las tres R del reciclaje “reducir, reutilizar y reciclar”, mas no un referente directo a la acción de “reciclar”.

Se coloca en los plásticos poco reciclables para concientizar a los consumidores sobre la importancia de reutilizar estos productos. Algo así como una advertencia poco discreta sobre cuánto el planeta necesita de personas que piensen más en el reciclaje y menos en el consumo de plástico. 

Así que no nos sintamos mal si tenemos muchos plásticos poco reciclables en casa. Quizás en un futuro, cuando los procesos de reciclaje mejoren, estos desechos podrían ser utilizados para otro fin aparte del decorativo o el contaminante. 

Referencias:

Which plastics Are the Least Recyclable? https://gizmodo.com/least-recyclable-plastics-1848853267

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *