Elon Musk, el hombre más rico del mundo, solo lleva un día como propietario de Twitter y ya algunos usuarios están empezando a notar ciertos cambios en la plataforma. Y no, no es en la organización de su feed, sino en sus seguidores. Pues muchos están viendo que, desde que Elon Musk compró Twitter, están perdiendo seguidores. 

De acuerdo con NBC News, la cantante Katy Perry perdió más de 200.000 seguidores luego de que Musk anunciara que se haría cargo de Twitter. Y el expresidente Barack Obama perdió más de 300.000 seguidores. El actor Mark Hamill tuiteó al respecto el martes:

Sumado a ello, parece que los políticos de derecha, tales como la representante Marjorie Taylor Greene y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, han incrementado el número de sus seguidores.

¿Por qué está sucediendo esto con los seguidores en Twitter desde que Elon Musk lo compró?

Feed de Twitter
Vía Unsplash

Todo este asunto con los seguidores ha generado muchas teorías sobre por qué sucede esto. Estas son algunas de ellas: 

  •  Quizás sea a causa de la prohibición de cuentas de bots en Twitter (cuentas falsas y automatizadas creadas para reforzar el número de seguidores de alguien). 
  •  El cambio en las misteriosas reglas de «prohibición en la sombra». La teoría detrás de todo esto es que Twitter está suprimiendo en secreto ciertas cuentas para hacerlas menos populares. 

Ahora bien, ¿algunas de estas teorías son ciertas? Según Twitter, nada de eso es verdad. Esto fue lo que la compañía le dijo a NBC News: «Si bien continuamos tomando medidas en las cuentas que violan nuestra política de correo no deseado, lo que puede afectar el número de seguidores. Estas fluctuaciones parecen ser en gran medida el resultado de un aumento en la creación y desactivación de nuevas cuentas».

Esto podría interpretarse de la siguiente manera: las personas que se inclinan hacia la izquierda en el ámbito político abandonan la plataforma, mientras que las personas que se inclinan hacia la derecha se unen (o vuelven a unirse) a Twitter. Ello se refleja en el número de seguidores, especialmente en cuentas de alto perfil. 

Twitter no reveló más números exactos o detalles para ayudarnos a entender lo que está sucediendo, pero la compañía le dijo a NBC que está investigando el problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *