El 15 de abril de 2022 Twitter decidió adoptar un plan para detener la compra hostil de Elon Musk. Y justo después de que el multimillonario revelara su oferta de adquisición en una presentación a la Bolsa y Valores. La estrategia que la compañía decidió usar se llama “píldora venenosa” y te hablaremos en profundidad sobre ella aquí. Todos nos encontramos a la expectativa y saber un poco más sobre esta estrategia podría brindarnos algunas pistas de lo que ocurrirá con todo esto. 

¿Qué es la píldora venenosa? 

píldora venenosa
Vía Unsplash

Bueno, para entender esta estrategia de Twitter, tendremos que retroceder unos años atrás. Esta estrategia, conocida como “píldora venenosa”, se desarrolló a principios de la década de 1980. En ese entonces era una táctica de defensa contra los asaltantes corporativos para envenenar efectivamente sus esfuerzos de adquisición. .

Debemos señalar que hay muchas variantes de píldoras venenosas, pero estas siempre presentan un escenario común: aumentan el número de acciones, lo que luego diluye la participación del postor, causándole a éste una pérdida financiera importante.

Para poder verlo con más claridad, tengamos en cuenta este ejemplo: una empresa tiene 1.000 acciones en circulación valoradas en $10 cada una, eso significa que la empresa tiene un valor de mercado de $10.000. Supongamos que un inversionista activista compra 100 acciones al costo de $1,000 y acumula una participación significativa del 10% en la empresa. Entonces, ¿qué pasaría si la empresa tiene una píldora venenosa? Digamos que todos los demás accionistas tendrán repentinamente la oportunidad de comprar acciones adicionales a un precio con descuento. Todo esto tiene el efecto de diluir rápidamente la participación original del inversionista activista y también hacer que valga mucho menos de lo que valía antes.

Esa es la medida que Twitter adoptó hace poco. Lo que podría causar que se diluya la participación del 9,2% que Musk obtuvo recientemente. Las píldoras venenosas son estrategias útiles, ya que se pueden tomar rápidamente. Lo negativo de estas es que suelen tener fechas de vencimiento. Por ejemplo, la píldora venenosa de Twitter caduca en un año.

Es una táctica que ha tenido éxito en otras oportunidades

Papa John ‘s, Netflix, JCPenney y Avis Budget Group utilizaron píldoras venenosas para defenderse con éxito de adquisiciones hostiles. De hecho, casi 100 empresas en 2020 adoptaron la estrategia de la píldora venenosa. Pues a estas empresas les preocupaba que el desplome de los precios de sus acciones les hiciera vulnerables a adquisiciones hostiles.

Nadie ha tragado nunca una píldora venenosa, un método que fue diseñado para defenderse de una oferta de adquisición no solicitada, eso demuestra lo efectiva que es tal estrategia para defenderse de los intentos de adquisición.

Pese a ello, este tipo de medidas generalmente están mal vistas, pues se ven como una mala práctica que puede dañar el valor y el desempeño de una empresa. Hasta pueden ser vistas como impedimentos a la capacidad de los accionistas y personas externas para monitorear la gestión. Además, tales acciones tienen más que ver con la protección a la gerencia que con la atracción de ofertas más generosas de compradores potenciales.

Sin embargo, los accionistas pueden beneficiarse de las píldoras venenosas si conducen a una oferta más alta por la empresa. Es posible que esto ya esté sucediendo con Twitter, ya que puede haber surgido otro postor, una firma de capital privado de $103 mil millones .

La píldora venenosa de Twitter no es una estrategia infalible 

Pero una píldora venenosa no es infalible. El postor/accionista de compra hostil que se enfrenta a una píldora venenosa podría hacer lo siguiente: argumentar que la junta no está actuando en beneficio de los accionistas o apelar directamente a ellos a través de una oferta pública (comprando acciones directamente de otros accionistas con una prima en una oferta pública). Dicha acción consiste en convencer a suficientes compañeros accionistas para que se unan a una votación para expulsar a parte o a la totalidad de la junta existente.

Y, a juzgar por los tuits que ha compartido a sus 82 millones de seguidores en Twitter, eso parece ser lo que está haciendo Musk. Seguiremos atentos al desarrollo de estas noticias y a la píldora venenosa de Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *