Las redes de sensores inalámbricos tienen muchas aplicaciones y por ello un grupo de científicos creó una serie de algoritmos basados en la naturaleza para que sean más efectivas. Estas suelen usarse en los siguientes campos: 

  • El monitoreo ambiental. 
  • El monitoreo de seguridad. 
  • Control de procesos industriales. 
  • El cuidado de la salud
  • En la gestión de desastres. 

Y, para ser más efectivas, requieren que los dispositivos estén accesibles de forma constante y consistente a la red. De hecho, muchos problemas pueden surgir en una red inalámbrica, bien sea por el suministro de energía, la conectividad y otros factores. Por ello, es necesaria una alternativa que ayude a mantener todo en orden. 

¿Qué demostró el estudio científico sobre los algoritmos inspirados en la naturaleza? 

algoritmos basados en la naturaleza
Vía Unsplash

Esa alternativa podría tenerla un equipo de la India. Grupo que recurrió a algoritmos inspirados en la naturaleza para demostrar cómo estos pueden usarse en la detección de fallas en una red. Tales algoritmos mapean las propiedades y el comportamiento de un sistema natural para la resolución de un problema a nivel computacional. Los investigadores se basaron en el comportamiento de las colonias de hormigas, el enjambre de las colmenas y muchos otros sistemas biológicos para crear herramientas útiles ¿Y para qué? Pues para resolver problemas complejos que no puede solventar la computación lineal convencional.

El trabajo de investigación fue realizado por el equipo de Beledha Santhosh Kumar y Polipalli Trinatha Rao. Quienes pertenecen al Departamento de Ingeniería Electrónica y de Comunicaciones del Instituto de Ingeniería Aeronáutica en Hyderabad, Telangana. Ellos  recurrieron a algoritmos inspirados en el comportamiento de las luciérnagas (larvas de insectos bioluminiscentes). Tales insectos se mueven y congregan según los niveles de luz de las larvas vecinas. El segundo algoritmo se basa en el comportamiento de cortejo del pajarito satinado macho. El cual construye y optimiza una exhibición de materiales que encuentra en su vecindad para atraer a una pareja.

¿Para qué están programados cada uno de los algoritmos bioinspirados? 

Para esto están programados cada uno de los algoritmos inspirados en la naturaleza: 

  • El algoritmo de luciérnaga: programado para ubicarse en los nodos defectuosos de la red. Su objetivo es buscar un cambio que indique una falla. Ningún cambio se reconoce como ausencia de falla. No utiliza energía para determinarlo y se puede enviar una corrección cuando se detecta una falla. 
  • El algoritmo del pajarito satinado macho está codificado en la red de sensores. Eso permite luego enrutar los paquetes de información requeridos con un mínimo de demanda de energía. 

Y, de acuerdo con el informe del equipo de investigación, el enfoque híbrido de las redes de sensores inalámbricos basado en estos dos algoritmos funciona bien. Lo curioso de todo esto es que este sistema híbrido supera a otros dos sistemas bioinspirados: la optimización del pingüino emperador y los algoritmos de optimización de la polinización de flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *