Todos vimos Her e imaginábamos algo similar en el mundo del servicio al cliente, no al nivel de enamorarnos del personaje. Pero sí en el sentido de recibir una atención personalizada hacia nuestras necesidades. Quizás con la misma exactitud que el Jarvis de Iron Man

Algo así podría estar cerca de suceder gracias a la empresa Soul Machines. Una compañía con sede en Nueva Zelanda que utiliza CGI, IA y procesamiento de lenguaje natural para crear personas digitales realistas que pueden interactuar con humanos en tiempo real. 

La compañía ha logrado obtener una financiación de 135 millones de dólares. Dinero que piensan usar para mejorar su tecnología Digital Brain, que utiliza una técnica llamada «modelado cognitivo».  Tecnología que es capaz de recrear el sistema de respuesta emocional del cerebro humano para construir personajes animados autónomos.

¿Qué es lo que persigue Soul Machines con las personas digitales realistas? 

Ruth, persona digital realista de Soul Machines. Vía: TechCrunch.

Desean crear experiencias de marca y clientes emocionalmente atractivas. Por supuesto, esto es todo un reto para la compañía, pues el mundo cada vez es más digital y la mayoría de los clientes suelen interactuar con apps móviles o sitios web para resolver rápidamente sus problemas. 

La solución a todo esto, de acuerdo con la compañía, es la creación de una fuerza de trabajo digital que esté disponible durante todo el día e imite la experiencia emocional humana tan bien que sea capaz de generar una reacción emocional. Y a partir de allí lograr impulsar la lealtad hacia la marca. 

De hecho, esta startup ha trabajado con marcas como Nestlé Tollhouse para crear a Ruth, una entrenadora de galletas, impulsada por IA. Esta es capaz de responder preguntas básicas sobre cómo hornear galletas y ayudar a los clientes a conseguir recetas de acuerdo a lo que tienen en la cocina. 

Para muchos, estos tipos de asistentes son un truco, pero la realidad es que pueden ser de gran utilidad a las marcas, ya que pueden recoger datos e información de valor para mejorar la experiencia del cliente. 

¿Cuál es el futuro de las personas digitales realistas en la empresa Soul Machines?

La empresa tiene un largo camino por recorrer. Irá mejorando cada vez que sus clientes interactúen con las personas digitales realistas, ya que podrán recopilar gestos y reacciones que hará a las personas digitales ser más exactas con sus respuestas. 

Para medir el progreso de la animación autónoma, Soul Machines escribió un documento técnico que habla sobre los cinco niveles que existen en esa área. Ellos dijeron encontrarse en el nivel 3. Y eso significa lo siguiente:  

» Un sistema de animación entrenada cognitivamente (CTA) que utiliza algoritmos para generar un conjunto de animaciones sin la necesidad de una creación explícita. Los autores se convierten en formadores centrados únicamente en definir el alcance del contenido y la función. El sistema informa a los formadores sobre las áreas de mejora”

Soul Machines

Pese a ello, la empresa quiere llegar al nivel 4 de autonomía, el cual implicaría esto: una animación basada en objetivos. De este modo, el sistema CTA genera nuevas animaciones dinámicamente para ayudar a alcanzar los objetivos establecidos por el maestro. Es decir: el sistema prueba nuevas interacciones y aprende de cada una bajo la guía de un entrenador. 

Un ejemplo de esto podría ser la creación de una persona digital para una marca en específico que se encargue de responder preguntas sobre los productos de la empresa en una exposición digital. 

Soul Machines dice estar preparándose para el mundo 3D que se viene. Incluso la posibilidad de crear otras versiones de nosotros que podrían ser entrenadas para llevarlas al metaverso para que trabajen en nuestro lugar mientras tu yo real sale a la playa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *