Un reciente estudio reveló que el pago por sexo es un hábito frecuente en hombres de 35 países de África. Además, a través de las investigaciones realizadas también se pudo comprobar que estos hombres contribuyen enormemente en la transmisión del VIH.

Desde siempre se asignó más responsabilidad de prevención del VIH a las personas que ejercen el trabajo sexual. Para los investigadores, tanto clientes como trabajadoras sexuales son centrales en la red de transmisión.

La clave para la prevención del VIH está en los hombres que pagan por sexo.
La clave para la prevención del VIH está en los hombres que pagan por sexo. Vía Pixabay.

Los pormenores del estudio

Los investigadores realizaron este estudio con el fin de exponer que el riesgo de contraer y transmitir el VIH es muy alto en las poblaciones clave, que incluye tanto a trabajadoras sexuales como clientes.

También resulta importante agregar que los clientes tienen otros contactos sexuales con personas que no ejercen la prostitución. Esto quiere decir que los hombres que pagan por sexo arriesgan a sus parejas a contraer el virus.

Este estudio también buscaba dejar en evidencia de que tanto los clientes como las trabajadoras sexuales no son reconocidos como población vulnerable.

El resultado más evidente que dejó este estudio es que los hombres encuestados que alguna vez pagaron por sexo tienen un 50 % más de probabilidades de vivir con el VIH que el resto de los hombres que no lo hacen.

Vía Pixabay.

¿Por qué la estrategia de prevención de VIH deberá centrarse en los hombres?

Por lo dicho anteriormente, estos hombres que pagan por sexo a su vez poseen parejas mujeres que no son trabajadoras sexuales. Esto contribuye a que la transmisión del VIH se produzca de manera desproporcionada en términos de población. Es por eso que se debe ahondar en acciones que supriman el contagio.

Los investigadores que llevaron adelante este estudio sugieren que se debe tomar en serio la epidemiología del VIH entre los hombres que pagan por sexo. Esto ayudará a comprender la carga del VIH presente en este sector de la población y también será crucial para el desarrollo de intervenciones adecuadas de prevención.

La conclusión a la que llegaron los investigadores es que se necesitan aumentar los niveles de prevención en la población vulnerable, es decir en clientes y trabajadoras sexuales. Asimismo resutará pertinente propiciar el acceso a las pruebas de VIH como así también insistir en las tradicionales medidas de prevención que incluye el uso de condones tanto en hombres como mujeres. 

Por último, con este estudio los investigadores esperan que los hombres que pagan por sexo sean considerados esenciales para la prevención del VIH.

Referencias:

Men who pay for sex may be key to spread of HIV: https://www.futurity.org/men-who-pay-for-sex-hiv-transmission-2689412-2/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=men-who-pay-for-sex-hiv-transmission-2689412-2

Population sizes, HIV prevalence, and HIV prevention among men who paid for sex in sub-Saharan Africa (2000–2020): A meta-analysis of 87 population-based surveys: https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1003861

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *