En un mundo como el actual, tener presencia digital no es solo una posibilidad para todos, sino una necesidad para muchos. Después de todo, a través de las plataformas web no solo podemos darnos a conocer y mantenernos conectados con lo que ocurre sino también conseguir alternativas laborales más flexibles que las clásicas. Un ejemplo de ello son los podcast y acá te contaremos todo lo necesario para que puedas empezar el tuyo.

¿En qué consiste un podcast?

Antes de empezar a hablar en detalle sobre todo lo que necesitas para empezar un podcast, es necesario que entendamos bien lo que realmente es. De forma resumida, podemos decir que los podcasts son producciones que mayormente se realizan en formato de audio y que pueden seguir estructuras similares a las de los programas de radio.

Sin embargo, un podcast lleva todo un poco más allá. Por ejemplo, a diferencia de los programas de radio regulares, los podcasts se encuentran disponibles en la web y no a través de las emisoras. Igualmente, eso implica que su contenido es accesible en todo momento y no solo durante algún horario determinado.

Debido a eso, los podcast se han convertido en la forma predilecta de entretenimiento de muchos. Eso debido a que, al igual que ha pasado con la televisión y las plataformas de streaming, las personas tienden a favorecer los servicios que se adaptan a ellas y a sus itinerarios.

Como si fuera poco, también vale destacar que, aunque un podcast puede llevar a sentirse como un programa de radio, no está limitado a solo ese formato. De hecho, los podcasts podrían considerarse básicamente blogs de audio. Por lo que tanto su estructura como sus contenidos pueden ser tan únicos como las personas detrás de su realización.

Las “3P”: todo lo necesario para empezar un podcast

Ya que tenemos claro lo que es un podcast, ahora sí podemos comenzar a considerar todo lo necesario para poder empezar uno propio. Con eso en mente, será vital estructurar nuestro proceso en tres secciones: preproducción, producción y promoción.

En otras palabras, el cubrir las bases para las “3 Ps” de los podcast, podrás asegurarte de contar con todos los materiales, herramientas y recursos necesarios para que tu proyecto sea un éxito. Ahora, para ahondar un poco más en los detalles, podemos pensar en lo que tendrás que tomar en cuenta para llenar las necesidades de cada área:

1.- Preproducción

En la fase uno tenemos la preproducción, es decir, todo aquello de lo que debemos ocuparnos de antemano si queremos estar bien preparados a la hora de realizar la grabación. Debido a eso, esta etapa se convierte en el pilar fundamental con el que diseñaremos y buscaremos todo lo necesario para empezar un podcast.

Vía Pixabay.

Como ya lo mencionamos, el universo de los podcasts es tan vasto como diverso debido a la gran libertad de creación que permite. Por ese motivo, si de verdad quieres que tu podcast sea exitoso, no solo será necesario que cuentes con un buen concepto que sea llamativo para tu audiencia. De hecho, también será vital que cuentes con ese factor diferenciador que te ayude a diferenciarte del resto. Una vez lo hayas identificado, esa será la base sobre la que te podrás ubicar para comenzar a construir tu podcast.

Una vez la idea ya está pulida, es momento de pasar a detalles más específicos, como la creación del guion. Al igual que con la radio, dependiendo del tema que desees tratar, tus guiones podrían ser más o menos específicos.

En general, si lo que buscas es crear un espacio de blogeo, de conversación y de discusión de ideas, con tan solo un poco de estructura es suficiente. Por eso, podrías simplemente crear esquemas con los temas que desearías tratar por sesión y (si quieres) un aproximado del tiempo que piensas dedicarle a cada uno.

Finalmente, también será importante decidir si tu podcast será un espacio donde mayormente se escuchará solo tu voz o si estás creando una plataforma para que escuchen las de otros. En otras palabras, será necesario que determines si tendrás invitados de forma regular. Si la respuesta es sí, sería bueno que averiguaras de antemano qué tipo de personas te gustaría entrevistar y cómo ponerte en contacto con ellas.

2.- Producción (y manejo de herramientas/software)

Una vez pasada toda la fase de planeación, llegamos al meollo del asunto, la producción. Acá es donde deberemos asegurarnos de contar con todas las herramientas que harán posible obtener un producto de calidad. Para eso, uno de los puntos primordiales que tenemos que cubrir es el conseguir un buen micrófono.

En TekCrispy, podemos recomendarte alternativas como los Maono PM500S. Sin embargo, como sabemos que para iniciar esa alternativa puede ser un poco costosa, también te podemos sugerir los Maono WM820, que te ofrecen una alta calidad de grabación de audio por una inversión menor a los 100 dólares.

Vía Pixabay.

Igualmente, si esos no te convencen y quisieras seguir buscando, entonces sería buena idea que estudiaras en más profundidad los tipos de micrófonos que existen y cuáles se adaptarían mejor a tus necesidades.

Asimismo, una grabación de buena calidad es el primer paso, pero definitivamente no lo es todo. Una vez tu producto en bruto esté listo, será momento de pasar a la sala de edición para asegurarnos de crear un audio limpio y que sea grato de escuchar.

Por ese motivo, un buen editor de audio es necesario si queremos empezar nuestro podcast con el pie correcto. Para eso, podemos contar con opciones como Adobe Audition que ofrece opciones de multipista, forma de onda y visualización espectral para la edición de audio.

Adicionalmente, también están otras alternativas como ProTools que integra hardware y software para crear una estación de trabajo de audio digital. En otras palabras, provee tanto las herramientas como los programas necesarios para la grabación, edición y mezcla de audio.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar a otro programa altamente conocido como lo es Audacity. La aplicación multiplataforma funciona tanto para la grabación como para la edición de audio. En la actualidad, es el programa en su tipo más utilizado para softwares de código abierto como Linux, debido a su amplia compatibilidad.

3.- Promoción

Una vez tenemos todo anterior cubierto, solo nos faltará pensar en el último eslabón que completará todo lo necesario para empezar un podcast. Acá estamos hablando de la promoción del producto.

Si realizamos un podcast, claramente queremos ser oídos y llegar a una audiencia. Pero, con la cantidad de ofertas y posibilidades de la web, nuestro público ideal rara vez llegará a nosotros por sí solo. Es allí donde entra en juego la adecuada promoción.

Gracias a ella, podrás hacer notar tu podcast en las plataformas correctas para poder comenzar a mover tráfico hasta tu producto. Ahora, para poder hacer eso es vital que cuentes con una identidad clara que identifique tu podcast y llame la atención de tu audiencia.

Si hiciste tu tarea y dejaste tu concepto claro en preproducción, entonces será el momento de traerlo de nuevo al frente. De esa forma, se convertirá en la inspiración que dará forma a la personalidad e identidad de la “marca” personal asociada tu podcast.

Además, será también importante que selecciones los “canales” a través de los cuales te comunicarás para dar a conocer a tu marca. Por ejemplo, será momento de determinar en qué plataformas quisieras hacer presencia y de qué forma. En otras palabras, identificar qué espacios podrían ser los adecuados para colocar Ads o qué redes sociales podrían ayudar a que tu marca cree una comunidad de seguidores.

Bonus: las herramientas de creación de contenido que no te puedes perder

Para hacer valer todo lo anterior, vale la pena que cuentes con las herramientas básicas que utilizan los creadores de contenido. De entre ellas, existe un pequeño grupo que te será de gran ayuda si deseas comenzar a construir la identidad gráfica de tu marca sin tener que salirte demasiado de tu presupuesto:

Uno de tus primeros grandes aliados va a ser Canva. Lo más probable es que ya hayas escuchado de ella, puesto que se trata de una de las plataformas de diseño más ampliamente utilizadas en el mundo. Su interfaz amigable y sencillo funcionamiento ofrecen la base perfecta para que hasta los diseñadores más amateurs realicen hermosas creaciones.

Como si fuera poco, en la versión Premium de Canva también se ofrece una opción especial para los dueños de emprendimientos. Con ella, podrás mantener agrupadas todas las plantillas y componentes de la identidad gráfica de tu marca, para que siempre puedas mantener una línea de diseño uniforme para tus posteos en redes.

Ahora, a pesar de que Canva cuenta con una amplia biblioteca de recursos, si quieres agregar más variedad a tus diseños, puedes invertir en membresías a repositorios como Shutterstock, para fotografías, y Envato Elements, para todo tipo de recursos gráficos.

Para cerrar con broche de oro, otro elemento que entra dentro de todo lo necesario para empezar un podcast es Amadine. Gracias a ella, podrás realizar los mejores diseños de vectores para crear íconos e imágenes únicas con los que identificar a tu programa sin importar en qué plataforma se presente.

Y ya está, una vez hayas sorteado todo lo anterior, ¡estarás listo para dar inicio a tu podcast y empezar a crear los contenidos que desees!

Escribir un comentario