Luego de ver ‘Don’t Look Up’ es normal que muchos se pregunten acerca de la probabilidad de que un meteorito acabe con la Tierra (la cual, afortunadamente, es bastante baja). Pero, ¿habías pensado en el mensaje que deja la producción acerca del cambio climático? Los científicos sí lo han hecho, e incluso hicieron algunas declaraciones al respecto.

Quienes hablaron sobre esto fueron varios investigadores de la Universidad de Michigan: Jeremy Bassis, profesor asociado de ciencia e ingeniería climática y espacial; Julia Cole, científica paleoambiental interdisciplinaria; Trish Koman, directora del programa de investigación de la facultad en el Programa de Diseño Multidisciplinario de la Facultad de Ingeniería; y Jonathan Overpeck, decano de la Escuela de Medio Ambiente y Sostenibilidad de la Universidad.

El trabajo de Bassis ha ayudado a explicar por qué la desintegración de las capas de hielo ha sido más rápida de lo previsto y comenta que, como científicos, nada de lo que hacen es en vano. Además, asegura que ‘Don’t Look Up’ es una metáfora obvia del clima y a la falta de acción colectiva.

No tenemos que esperar acuerdos nacionales o internacionales. En su lugar, podemos trabajar con las comunidades locales para desarrollar planes de mitigación y planes de adaptación para evitar algunos de los peores efectos del cambio climático. No necesitamos esperar impotentes hasta que tengamos que actuar juntos. La mayor parte de nuestra adaptación al nivel del mar está ocurriendo a escala local y regional, y los científicos deben participar activamente con los planificadores para asegurarse de que estamos haciendo las preguntas correctas para respaldar las decisiones que se toman hoy.

Por su parte, Cole ha publicado más de 80 estudios revisados ​​por pares sobre el cambio climático, e imparte clases sobre ciencias oceánicas y comunicación científica en la Universidad de Michigan. Al ver la película, concluye que la ciencia es inequívoca y que escuchar las advertencias acerca del cambio climático pueden marcar la diferencia.

En ‘Don’t Look Up’, incluso una catástrofe planetaria que se avecina, un cometa entrante que golpeará la Tierra con seguridad, no es suficiente para superar los intereses a corto plazo de los políticos, los medios de comunicación y la codicia. Al final, el planeta pierde.

Pero a diferencia de la película, con el cambio climático todavía hay esperanza: sabemos cómo solucionar este problema. Los desastres climáticos del año pasado (incendios, inundaciones, tormentas, olas de calor) han dejado muy claro que el cambio climático ya no es un riesgo futuro. Es una catástrofe múltiple aquí y ahora que exige una acción global. Ya es hora de tomarse en serio la reducción de los combustibles fósiles, antes de que el problema sea demasiado grande para resolverlo.

Además, recuerda la importancia de las tecnologías relacionadas con la energía renovable, las cuales pueden incorporarse en las medidas actuales mientras la ciencia y la tecnología van avanzando.

El Año Nuevo me recuerda que 2022 marca el 30 aniversario del tratado internacional en el que las naciones del mundo acordaron trabajar juntas para combatir el peligroso cambio climático. Desde entonces, casi hemos duplicado la cantidad de dióxido de carbono producido por el hombre. en la atmósfera. Al igual que en ‘Don’t Look Up’, la demora ha hecho que el problema sea mucho más difícil de resolver. Sigo pensando que podemos resolverlo, pero tenemos mucho trabajo por hacer.

Overpeck también aportó a la discusión. Es experto en paleoclima, interacciones clima-vegetación, clima y condiciones climáticas extremas, aumento del nivel del mar, impactos del cambio climático y opciones para enfrentarlo. Además, su trabajo fue clave en los informes autorizados del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de 2007 y 2014.

La película es divertida de ver, pero sus mensajes son mortalmente serios. El cambio climático es una amenaza planetaria que debemos actuar rápidamente para detener. La ciencia es clara y tenemos las soluciones a mano, pero necesitamos el coraje político para actuar rápido.

Koman ha dirigido estudios relacionados con el humo de los incendios forestales en California y las comunidades de Michigan que serán las más afectadas por el cambio climático. Es experta en Diseño Multidisciplinario de la Facultad de Ingeniería y, desde su experticia, asegura que vemos las consecuencias del cambio climático en todos los aspectos.

En 2021, hubo más de 18 desastres relacionados con el clima en los EE. UU. por un total de más de mil millones de dólares cada uno y con un impacto negativo en la salud, especialmente para los niños y otras poblaciones vulnerables. Necesitamos trabajar juntos para cuidar nuestro clima , que es nuestra vida.

Si bien la película es una sátira que provoca risas, tal como los expertos comentaron, es un escenario bastante serio que podría ocurrir de forma similar en la vida real si no se toman medidas efectivas para cuidar el clima.

Fuente: https://phys.org/news/2022-01-dont-real-world-scientists-comment-movie.html 

Escribir un comentario