Para nadie es un secreto que las redes sociales promueven la desmotivación en aquellas personas que suelen comparar sus vidas con las de los demás usuarios que muestran un estilo de vida que raras veces se compara con la realidad. Eso en consecuencia podría dañar su autoestima.

Esta necesidad de compararnos con los demás por lo que vemos en pantalla no es una práctica que favorezca nuestra salud mental, y hoy los psicólogos piden que se manejen las redes sociales con cautela y crear en su lugar feeds o páginas de inicio que nos aporten conocimientos y sentimientos positivos.

No solo nos comparamos con aquellos con mejores estilos de vida que el nuestro

Sabrina Laplante, estudiante de un PhD en psicología en la Universidad de Québec en Montreal, Canadá, argumenta que puede haber varios tipos de comparaciones. Además de compararnos con aquellos que se muestran como triunfadores en redes sociales, también nos comparamos con personas cuyo estilo de vida no es tan asombroso para sentirnos mejor.

En tiempos de pandemia el encierro nos ha llevado a consumir más redes sociales que antes y las comparaciones y el FOMO (o Fear of Missing Out — miedo a perderse experiencias) le hacen daño a nuestra salud mental. Aunque esto podría tomar un rumbo diferente, como te contaremos a continuación.

Comparación social y motivación: ¿Realmente nos hace mejorar el compararnos con otros?

Mujer sentada en el sofá con las manos en la cara en señal de preocupación, producto de la comparación social.
La comparación social en redes sociales es una de las causas de ansiedad y depresión en personas jóvenes. Imagen: Annie Spratt vía Unsplash

De acuerdo con un estudio realizado en Alemania por la Universidad de Ruhr, Bochum, los seres humanos tenemos un nivel de percepción de las diferencias entre nosotros mismos y los demás que afecta el nivel de comparación social. 

Tomemos por ejemplo a una persona con complejo de superioridad. Cuando esta persona compara su vida con la de otro usuario en Instagram, la motivación a cambiar es prácticamente inexistente, por lo que no hará nada por mejorar aspectos de su vida.

En cambio, una persona que se cree inferior a los demás, las comparaciones no cuentan como una motivación a cambiar, pues creería que alcanzar ese estilo de vida que ve en la pantalla es algo que no puede lograr. En consecuencia, la autoestima de esta persona se hace cada vez más baja.

Esta explicación se basa en el concepto de comparación social establecido en 1954 por Leon Festinger. 

Compararse con falsas ilusiones que vemos en redes sociales afecta nuestra salud mental

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es la segunda causa de años de vida ajustados por discapacidad. Este término se refiere a los años perdidos por una enfermedad y se utiliza como una medida para la esperanza de vida. 

Lo más triste de todo esto es que las personas que se ven más afectadas por esto son los jóvenes, quienes son los que pasan más tiempo interactuando en redes sociales. Según cifras de 2015, el 90% de la población joven en Estados Unidos usaba redes sociales, la mayoría al menos una vez al día.

Grupo de adolescentes de pie sosteniendo un móvil en sus manos mirando las redes sociales.
Los jóvenes son la población que más interactúa con redes sociales, por ello son los primeros afectados con la comparación social y sus consecuencias negativas. Imagen: Creative Christians via Unsplash

En consecuencia, al ser los que más tiempo pasan en redes sociales, los jóvenes son los que presentan un mayor nivel de comparación social, lo cual puede desembocar en problemas de autoestima, problemas para dormir, cyberbullying y por supuesto, ansiedad y depresión.

¿A qué se debe esto? Principalmente porque no todo lo que vemos en redes sociales es la realidad. Nuestras comparaciones suelen estar alejadas de la realidad, si no nos crees, pregúntate cuántos intentos tuviste que hacer para conseguir la selfie perfecta.

Una oportunidad de transformar la comparación social en pandemia

Laplante menciona en su ensayo que la pandemia podría traer cambios interesantes en la dinámica de redes sociales. Está claro que la herramienta en sí no es negativa, sino en el uso que le damos. De esta manera, compartir nuestro día a día en pandemia más bien ha sido positivo porque nos da una sensación de pertenencia, de ver que todos estamos atravesando más o menos la misma experiencia.

Al menos eso es lo que un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Kore en Italia. Los efectos negativos de la comparación en redes sociales disminuyeron durante el confinamiento. 

Más importancia a las emociones y menos al físico

Mujer sentada en el piso con una laptop rodeada de libros escribiendo en redes sociales.
Compartir nuestras pasiones y emociones en rede sociales es una forma positiva de navegar por el entorno digital al compartir experiencias en común para sentir que no estamos solos. Imagen: Christina Wosintech vía Unsplash

Una buena manera de transformar lo negativo de la comparación social en positivo es hablar más sobre nuestras emociones y proyectos personales que centrarnos en lo superficial. Las redes sociales son excelentes herramientas para replicar información, conviene usarlas con esa intención para hablar de aquello que nos preocupa o nos hace sentir tristes para encontrar apoyo en los demás.

¿Que las redes sociales pueden dañar nuestra autoestima? Sí, pero es posible cambiar esto cuidando mejor las cuentas con las que seguimos e interactuamos, así como usarlas con más responsabilidad para hablar de temas que nos aporten más como seres humanos.

Referencias:

How social media can crush your self-esteem: https://theconversation.com/how-social-media-can-crush-your-self-esteem-174009

Use of multiple social media platforms and symptoms of depression and anxiety: A nationally-representative study among U.S. young adults: https://www.researchgate.net/publication/311568667_Use_of_multiple_social_media_platforms_and_symptoms_of_depression_and_anxiety_A_nationally-representative_study_among_US_young_adults

How use of social media and social comparison affect mental health: https://www.nursingtimes.net/news/mental-health/how-use-of-social-media-and-social-comparison-affect-mental-health-24-02-2020/

The role of online social comparison as a protective factor for psychological wellbeing: A longitudinal study during the COVID-19 quarantine: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0191886920306772?via%3Dihub

Escribir un comentario