Hace miles de años se produjo una enorme erupción volcánica en el mar Egeo de Turquía. La potencia de la explosión desató enormes tsunamis que cubrieron más de 70 kilómetros entre la ciudad de Çeşme y la de Izmer, por lo que los datos sobre este acontecimiento son muy escasos.

Afortunadamente, los arqueólogos hallaron los huesos de un joven y un perro cerca de la zona del volcán Thera. Los primeros restos hallados que demuestran la existencia de la erupción volcánica milenaria.

El hombre y el perro que perecieron ante el tsunami

Restos del hombre y el perro hallados en Çeşme | Créditos: Vasıf Şahoğlu

Los restos en cuestión fueron hallados en 2017 dentro de las ruinas de la Edad de Bronce, al occidente de Turquía. El grupo de arqueólogos, liderado por Vasıf Şahoğlu, habían estudiado anteriormente el lugar, pero no se habían percatado de los cadáveres enterrados a varios metros bajo tierra, por culpa de un tsunami volcánico

El hombre tenía aproximadamente unos 17 años cuando murió junto al perro, y fue asesinado por una de las olas del tsunami. Esto debido a que sus heridas corresponden a las que normalmente se reciben cuando un cuerpo es arrastrado por las olas y choca contra una pared.

Aún no hay evidencia de que los restos del perro encontrados a su lado correspondan al mismo suceso, según el investigador del proyecto Goodman-Tchernov. Sin embargo, se cree que podría haber sido su perro, dado a que ambos se encontraban dentro de un pozo.

Es la primera vez que se encuentran víctimas de la antigua erupción en su contexto arqueológico. Significa que el sitio en Çeşme puede servir como un “momento congelado” de la vida en el momento de las erupciones”.

Vasif Şahoğlu, arqueólogo de la Universidad de Ankara

El enigma detrás de la erupción del Thera

El volcán Thera, en ese entonces ubicado en las islas del Egeo ahora conocido como Santorini, entró en erupción alrededor del año 1600 a.C. Fue uno de los peores desastres naturales en la historia de la humanidad, con una potencia dos mil veces superior a la de la bomba atómica de Hiroshima según estimó la NASA.

Se cree que las secuelas de su erupción generaron cuatro tsunamis que devastaron la civilización minoica en Creta. Sin embargo, a pesar de la devastación generalizada, no se había encontrado hasta ahora ninguna muerte atribuida a la erupción en Santorini.

Los expertos indican que esto pudo deberse a que los tsunamis, que embistieron contra la ciudad tras la erupción, arrastraron los cuerpos de los habitantes al mar y eliminaron por completo cualquier indicio de lo que alguna vez fue el Thera.

Cada vez más cerca de la verdad

Arqueólogos analizando los restos en Turquía | Créditos: Vasıf Şahoğlu

Şahoğlu confirmó que los huesos del hombre y el perro huyendo del tsunami han impulsado otros descubrimientos menores a lo largo del mar Egeo. Entre ellos, restos óseos de personas fallecidas a las que, anteriormente, se les habían atribuido otras causas de muerte; como terremotos o ahogamientos accidentales.

Los arqueólogos realizarán un análisis de ADN a todos los restos hallados para determinar su origen y relación con el volcán Thera. Asimismo, buscarán más rastros del tsunami en el área, con la esperanza de encontrar a otro hombre y perro que intenten escapar de un tsunami de más de 3000 años. 

Referencias: 

Volcanic ash, victims, and tsunami debris from the Late Bronze Age Thera eruption discovered at Çeşme-Bağlararası (Turkey) https://doi.org/10.1073/pnas.2114213118 

Escribir un comentario