Las compra por internet sin duda son más simples en general y podemos encontrar lo que sea que busquemos. Desde los productos más simples, hasta los que te parezcan más extraños tienen un mercado en la web. Es decir, con una búsqueda simple en Google podemos encontrar la posibilidad de comprar hasta flatulencias dentro de un frasco. Esto es exactamente lo que estuvo vendiendo Stephanie Matto, hasta que una complicación de salud la hizo cambiar el rumbo de su negocio. Ahora vende NFT de sus gases.

Uno de los principios de los NFT es que puedes convertir cualquier cosa en un activo de digital y este es un ejemplo de su versatilidad.

¿Quién es Stephanie Matto y por qué vende NFT de sus gases?

El año 2021 nos dejó a los NFT como uno de los principales temas sobre la mesa de cara al 2022. Los No Fungible Tokens representan la nueva carta del blockchain, con sus adeptos y detractores en un debate que sigue más activo que nunca. Lo que si es cierto es que hay muchas personas invirtiendo y comprando estos tokens en los mercados más activos del momento: los juegos y el arte. Sin embargo, como mencionamos antes, podemos hacer una NFT de cualquier cosa porque se trata de un activo digital, una especie de título de propiedad.

Stephanie Matto se convirtió en figura pública tras su aparición en el reality show 90-Day Fiance producido por TLC. La fama obtenida desde el programa la capitalizó vendiendo sus flatulencias dentro de un frasco y mostrando la dieta que seguía para lograrlo en TikTok. Stephanie comenzó en noviembre de 2021 y no solo obtuvo miles de seguidores, sino también miles de dólares.

Podríamos pensar ¿quién compraría flatulencias dentro de un frasco? Y la respuesta la tenemos en los $50.000 dólares por semana que generaba su negocio.

Volteando la mirada hacia los NFT

Matto llevaba una dieta basada en fibras y granos para poder mantener la producción de flatulencias y por ende, la continuidad del negocio. Sin embargo, los problemas de salud no tardaron en llegar debido a la alta demanda que tuvo durante Navidad, tras ofrecer 50% de descuento. Así acabó visitando la sala de un hospital en donde no habló sobre su negocio, pero sí acerca de su régimen alimenticio.

Así fue como se le diagnosticó que en realidad estaba padeciendo de fuertes dolores debido a los gases, por lo que le recetaron medicamentos antiflatulentos. Esto en efecto paraba la producción de su negocio, por lo que decidió “retirarse” y voltear la mirada hacia los NFT. Ahora, Stephanie Matto es dueña de un sitio web con 5000 NFT de sus gases a la venta en formato de imagen. El costo es de 0.05 Ether, alrededor de $190 en este momento y no incluye el llamado Gas Fee de la red Etherium, cuyo nombre toma mucho sentido en este caso.

Los NFT de los gases de Stephanie Matto además ofrecen algunos beneficios para los primeros que los obtengan. 100 tokens podrán ser cambiados por frascos con flatulencias reales, 70 por ropa interior y 30 por lencería usada por Matto. Adicionalmente, ofrece asesorías para ayudarte a construir tu propio negocio en el mercado de las flatulencias dentro de frascos.

Aquí tenemos un ejemplo claro de como podemos comprar prácticamente cualquier cosa en internet. Además, es un caso que demuestra muy bien la versatilidad de los NFT como activos digitales que además, ofrecen algunos beneficios adicionales además de la propiedad sobre la obra.

Escribir un comentario