Muchos suelen pensar que el hecho de estar vacunados contra el coronavirus es suficiente para evitar contagiarse, pero la realidad es que nunca ha sido así. De hecho, recientemente muchas personas vacunadas se están contagiando con el COVID-19, lo cual nos hace preguntarnos por qué está ocurriendo esto.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es la nueva variante ómicron, la cual es 70 veces más contagiosa que sus predecesoras. Si bien los síntomas son más leves, es inevitable su rápida propagación, sobre todo en esta temporada vacacional.

Además, también hay que recordar que las dosis de las vacunas son efectivas para las variantes anteriores de coronavirus, pero no lo son tanto para la variante nueva. Estas pueden disminuir la gravedad de los síntomas, pero no bloquearán la infección por completo.

Entonces, ¿cómo mantenerse a salvo en este contexto? Pues en primer lugar, no hay que confiarse solo por contar con las dosis de la vacuna, y en segundo lugar, hay que mantener las mismas medidas de bioseguridad que se habían estado implantando desde el inicio de la pandemia: alejarse de la multitud, utilizar mascarillas y reforzar la vacuna en cuanto sea posible.

Escribir un comentario