En los últimos 15 años la tecnología de los televisores ha dado enormes saltos de calidad, tanto en la imagen, como en sus funciones y experiencia que brinda. No obstante, la imagen es el factor más tomado en cuenta a la hora de adquirir un televisor. En estos momentos, podemos elegir dispositivos HD, 4K y 8K. No obstante, ¿vale la pena cambiar o comprar un televisor 4K en lugar de uno 8K?

La respuesta podría parecer simple considerando que, 8K teóricamente duplica a las pantallas 4K. Sin embargo, en la práctica esto no funciona así y te lo explicaremos para que tomes la decisión más acertada.

¿Cambiar de un televisor 4K a 8K?

Cambiar un televisor 4K por uno 8K podría parecer a simple vista un movimiento bastante acertado. No obstante, para determinar si existe una diferencia real entre la imagen que percibimos en ambas tecnologías, debemos mirar hacia los aspectos técnicos. De acuerdo con el profesor Stephen Palmer de la Universidad de California Berkeley este asunto dependerá de 2 factores. El primero es cuán grande es el televisor en cuestión y el segundo desde qué distancia lo verás.

En ese sentido, para notar los beneficios de la tecnología 8K sobre la 4K en un televisor, el equipo debe muy grande y tendremos que verlo desde una corta distancia. Lo mismo ocurre si tenemos un televisor 2K y pasamos a uno 4K, será necesario que este último sea grande y visto desde una distancia corta.

El profesor de Visión y Neurociencia Computacional Pawan Sinha explica que una pantalla de resolución 4K de 60 pulgadas vista desde un metro y medio de distancia, permite ver las diferencias con la resolución HD. Sin embargo, cuando la calidad aumenta de 4K a 8K, no podremos ver demasiadas diferencias. En ese sentido, la solución es adquirir una pantalla mucho más grande de 60 pulgadas para verla desde más cerca.

Considerando lo anterior, lo ideal sería cambiar un televisor 4K por 8K si este último será más grande y piensas verlo desde más cerca. De resto, lo mejor es ahorrar un poco de dinero y adquirir la pantalla de calidad 4K, que puede ser apreciada a una distancia prudencial.

Escribir un comentario