Si bien se piensa que una persona productiva es la que puede realizar más tareas a la vez, pocas veces se analiza la veracidad de esta afirmación. Investigaciones aclaran que el ser humano “no es tan bueno” para hacer varias cosas al mismo tiempo, en este artículo te lo explicamos.

El pensamiento sobre las personas multitasking o multitareas ha sido definido como un mito según la ciencia. Según datos, el poder hacer varias tareas al mismo tiempo no es un fuerte de los humanos, es más bien la ilusión que nos da tener una ventaja evolutiva como especie y la facilidad tecnológica de nuestros tiempos.

Earl Miller, profesor de neurociencia del MIT, dice que el ser humano no se puede concentrar en una más de una cosa a la vez. Según el científico, la sensación de ser una persona multitareas pasa por el poder cambiar de enfoque de una cosa a otra con una “velocidad asombrosa”.

El factor principal por la que el ser humano no pueda realizar varias tareas al mismo tiempo es la función del cerebro, el cual no tiene la capacidad de procesar dos informaciones diferentes. Miller afirmó que una de las razones por las que el cerebro no puede hacer ese ejercicio es porque las tareas similares compiten para utilizar la misma parte del cerebro.

Un ejemplo es hablar por teléfono y escribir un correo al mismo tiempo, según el ciéntifico es casi imposible cumplir con las dos tareas porque ambas implican la comunicación. Muchos de los problemas que tiene el cerebro para procesar información han sido estudiados por investigadores, los mismos tratan de dar con la clave sobre lo que surje en la cabeza del ser humano.

¿Cuáles son los limites de nuestro cerebro?

Las personas que se consideran multitareas en realidad podrían tener una buena memoria a corto plazo, esto ayudaría a lo que los científicos denominan como “memoria de trabajo”. Estos humanos tienen desarrollado el cerebro para manejar alrededor de cuatro estímulos por separado. Pero, ¿qué pasa cuando superamos ese límite? Estudios demostraron que la eficiencia y calidad de los esfuerzos mentales comienzan a deteriorarse.

La memoria de trabajo también puede llegar a su límite y una de las causas más frencuentes en estos tiempos sería la sobrecarga de información por las redes sociales. Según el profesor Erik Fransén, el pasar tiempo en una plataforma digital hace que el cerebro intente almacenar muchas cosas en ese espacio de memoria a corto plazo y te vuelves “menos bueno” procesando información.

Una de las cosas en las que los investigadores están de acuerdo es que el cerebro necesita un “tiempo de inactividad” para procesar nuevas tareas, es decir que las personas que se denominan multitasking podrían sufrir en su salud mental. Fransén recuerda que el cerebro también está diseñado para la relajación, es decir, es fundamental que por momentos esté en un estado menos activo para la consolidación de la memoria y la transferencia de información.

Cerebro dibujado. Foto: Pixabay

¿Cómo se explican los ejemplos más conocidos del multitasking?

A este punto son muchas las preguntas que se repiten, ¿el cocinero que hace más de un plato a la vez no sería multitareas? La respuesta es sí, pero no de la forma que la mayoría cree. En casos como estos la repetición y el entrenamiento hacen que estas tareas puedan realizarse al mismo tiempo, pero con el cerebro en “modo automático”. Estas habilidades no requieren atención constante.

La corteza motora tiene la respuesta en las personas que se acercan al término multitareas, esta parte del cerebro maneja los requisitos utilizando recurdos desarrollados por la repetición. Esto es denóminado en la ciencia como “memoria muscular”.

¿Cuál es la manera más efectiva de atender nuestras actividades?

Ser multitareas no es la única manera de ser más productivos. Los especialistas recomiendan concentrarse en hacer tareas una por una, siendo ese el método más sencillo para evitar la sobrecarga de información. Si es imposible mantener la atención en una sola cosa puede cambiar a otra con un tiempo prudente para que el cerebro descanse.

Se puede recordar a las personas cercanas que respeten el momento en el que se encuentra realizando una actividad, las distracciones suelen ser la principal causa del cambio de tareas. No toda la información es útil, en el mundo actual hay que saber que comunicaciones son dignas de interrumpir lo que se está haciendo.

Escribir un comentario