Una nueva era dorada para la exploración espacial se está realizando desde hace unos años, siendo el 2021 el momento de más investigaciones. Este año comenzó una competencia entre instituciones y grandes magnates por realizar viajes más allá de nuestra atmósfera.

La NASA fue gran protagonista con sus exploraciones a principios de año. El más sonado fue la llegada del rover Perseverance a Marte. El objetivo más ambicioso de la investigación era tomar muestras geológicas del suelo de Marte y llevarlas a la Tierra, misión que cumplió.

El Perseverance tomó la primera de las 43 muestras geológicas planificadas en su misión en agosto de este año. Se espera que el regreso del rover sea en la década de 2030, para que los ciétificos puedan analizar las muestras.

Por otro lado, la NASA también exploró Marte con su helicóptero Ingenuity, siendo esta la primera vez que se logra. Ingenuity, de apenas cuatro libras, ascendió unos 10 pies desde el suelo y se mantuvo flotando durante unos 40 segundos.

¿Por qué se considera esto una gran hazaña? La atmósfera de Marte es 100 veces más delgada que la de nuestro planeta, lo que la convierte en un entorno hostil. Los ingenieros de la NASA también aseguraron que volar a esa altura se comparaba con volar a más de 87.000 pies en la Tierra.

Un año de “carreras de magnates”

El 2021 tuvo la particularidad que no solo los gobiernos como los de EEUU, China o Rusia intentarán explorar el espacio, dos de las personas más millonarias del mundo también se interesaron por la carrera: Elon Musk, Jeff Bezos y Richard Branson.

SpaceX, empresa de Musk, comenzó pruebas realizar un vuelo orbital exitoso. Ninguna de las que realizó fue un éxito rotundo, pero la del cohete SN10 Starship estuvo cerca. El vuelo de 6:30 minutos transcurrió sin complicaciones, sin embargo poco después de que se cortara la transmisión en vivo, el cohete hizo explosión. A pesar de esto el vuelo se considera un éxito porque la compañía logró la meta de obtener datos sobre el proceso de aterrizaje de estos cohetes.

Branson se convirtió en la primera persona en viajar en su propia nave espacial, lo hizo con cinco compañeros a bordo de su empresa de turismo espacial Virgin Galactic. La nave alcanzó una altitud de aproximadamente 88 kilómetros, desde donde se pudo ver la curvatura de la tierra. Branson planea en 2022 vender viajes turísticos al espacio.

Por su parte, Bezos viajó días después a bordo de la capsula New Shepard de su empresa Blue Origins, también diseñada para el turismo espacial. La nave voló a una altura de a 100 km y sus tripulantes experimentaron cuatro minutos de ingravidez. Durante el viaje de 11 minutos pudieron soltarse de sus cinturones de seguridad para flotar.

Curiosidades de los lanzamientos

El fundador de Amazon viajó con su hermano Mark, la pionera de la carrera espacial Wally Funk y el estudiante Oliver Daemen. Funk y Daemen son respectivamente la persona de más edad (82) y la más joven (18) en viajar al espacio.

La historia de Wally Funk se remonta a 1960 donde casi se convierte en astronauta. La piloto experimentada de las fuerzas aéreas tuvo que esperar que otro fuera su momento luego de que cancelaran el programa Mercury 13 del que hacía parte. Funk esperó 60 años para convertirse en la persona de mayor edad en el espacio. También se unió a Kalpana Chawla, la primera mujer india en visitar el espacio; Sally Ride, la primera mujer LGBT estadounidense en llegar al espacio y Svetlana Savítskaya, primera en caminar en el espacio.

Otra historia interesante es la del actor William Shatner, conocido por su papel como el capitán Kirk en Star Trek, viajó a través del New Shepard al espacio. Este recorrido, similar al de Bezos en el primer viaje, fue grabado para un documental de Amazon Prime Video. En el también aparecen Chris Boshuizen, cofundador de la compañía de nanosatélites Planet Labs, Glen de Vries, cofundador de una plataforma de investigación clínica y Audrey Powers, vicepresidenta de Misiones y Operaciones de Vuelo de Blue Origin.

¿Qué se espera en 2022?

Además del desarrollo e implementación del turismo espacial, el 2022 puede ser un año en el que la carrera por llegar más lejor empiece, esta vez con destino a la luna. La NASA y SpaceX unieron fuerzas con un megacohete Starship de la empresa privada para convertirse en el módulo de aterrizaje utilizado como parte de su programa Artemis de regreso a la luna.

Al programa Artemis tiene como objetivo colocarse en órbita alrededor de la luna y embarcar a los astronautas para llevarlos y recogerlos. Se espera que la misión lleve a la primera mujer y la primera persona afroamericana en pisar la superficie de la luna.

A esta carrera también se une otra potencia mundial como es China, país que ha invertido gran cantidad de dinero en su programa espacial dirigido por militares, con la esperanza de tener una estación espacial con tripulación permanente para 2022. 

Escribir un comentario