La tecnología ha dado grandes avances en las últimas décadas. Algunos encaminados a mejorar nuestra vida en el futuro. Pero otros, destinados a ayudarnos a entender nuestro pasado. Tal es el caso del equipo de investigadores de la Universidad del Cairo, quienes lograron “desenvolver” digitalmente a la momia egipcia, Amenhotep I. 

A partir de tomografías computarizadas del sarcófago de la momia, los científicos pudieron ver a través de las muchas capas el cuerpo del faraón por primera vez. Logrando no solo identificar sus rasgos, sino reconstruir su perfil de más de 3000 años de antigüedad.

Amenhotep I, la primera momia “desenvuelta” digitalmente

El faraón Amenhotep gobernó Egipto durante la XVIII dinastía, aproximadamente desde 1525 a. C. hasta 1504 a. C. Poco se conoce de su vida o las causas de su muerte, debido a que su tumba fue saqueada en varias ocasiones después de su muerte.

Sin embargo, el egiptólogo francés Gaston Maspero logró hallar su sarcófago en 1881 cerca de la orilla occidental de Tebas, actual Luxor. Un lugar que resultaba extraño para los investigadores, pues correspondía a la tumba de un faraón más joven. Pero, por temor a dañar a los restos, Maspero abandonó la idea de desenvolver la momia de Amenhotep I para investigar estas incongruencias.

Una tomografía del pasado

Créditos: S. Saleem y Z. Hawass

Afortunadamente, la mayoría de los arqueólogos en la actualidad ya no están condicionados por el miedo a dañar los restos. Puesto a que “desenvuelven” digitalmente a las momias para estudiar su tomografía computarizada. Es decir, utilizan escáneres digitales para determinar el contenido de los sarcófagos.

El hecho de que la momia de Amenhotep I nunca se hubiera desenvuelto nos brindó una oportunidad única. No solo para estudiar cómo originalmente había sido momificado y enterrado, sino también cómo lo habían tratado y vuelto a enterrar siglos después de su muerte.”

Sahar Saleem, profesor de radiología en la facultad de medicina de la Universidad de El Cairo

Los escaneos digitales del equipo del Cairo indican que tenía 35 años y 5,5 pies (169 centímetros) de altura cuando murió. Además era físicamente atractivo, pues tenía un mentón estrecho, una nariz pequeña y estrecha, cabello rizado y dientes superiores bien repartidos alrededor de la mandíbula.

Sin embargo, lo que más les llamó la atención al desenvolver digitalmente a esta momia, era que llevaba una gran cantidad de amuletos. Concretamente 30 amuletos de piedras preciosas, así como un cinturón dorado con cuentas de oro a la cual los investigadores denominaron “faja”. 

Los antiguos egipcios usaban joyas alrededor de la cintura. Cada una tenía la función de ayudar al rey fallecido en el más allá. La faja dorada puede no tener paralelos directos, pero casi todas las demás momias reales fueron completamente robadas, por lo que esto no significa mucho”.

Zahi Hawass, exministro de antigüedades de Egipto

Científicos desenvuelven “accidentalmente” el pasado de Amenhotep I

Créditos: Scoopnest

Asimismo, los investigadores encontraron que el cuerpo del faraón estaba gravemente dañado. Esto no se debía a un error durante el proceso de “desenvolver digitalmente” a la momia, sino más bien a la actitud de los saqueadores que se habían hecho con el cuerpo años atrás.

Las imágenes muestran fracturas de cuello y decapitación, un gran defecto en la pared abdominal anterior y desarticulación de las extremidades. Incluyendo la mano y el pie derechos”.

Sahar Saleem

Daños que parecían haber sido reparados con resina, colocando las extremidades desprendidas en su lugar, y volviendo a envolver partes de la momia con vendajes nuevos. Un proceso que solo podía ser realizado, según comentan los expertos, por los sacerdotes de Amón. 

Los sumos sacerdotes de Amón eran la máxima autoridad del clero. Controlaron partes de Egipto durante la dinastía XXI, por lo que seguramente consideraron a Amenhotep I como un antepasado y pudieron haber mostrado su afecto por el faraón de esta manera”.

Sahar Saleem

A pesar de todo el análisis logrado a través este proceso de “desenvolver” el sarcófago digitalmente, los científicos no hallaron evidencias de qué pudo matar a Amenhotep I. Ya que las heridas infligidas por los ladrones de tumbas habían sido ocasionadas tras su muerte. 

De igual forma, tampoco pudieron determinar el origen de las joyas, y cómo estas se mantuvieron dentro del sarcófago durante miles de años. Por lo cual no descartemos volver a escuchar sobre Amenhotep I en un futuro cercano.

Referencias:

Mummy of famous Egyptian pharaoh digitally unwrapped for first time in 3,000 years https://www.livescience.com/mummy-of-pharaoh-amenhotep-unwrapped

Escribir un comentario