Nuestra vida se define como una cadena de recuerdos continua, que se van alternando y clasificando en el tiempo. Un proceso tan natural como asombroso, que poco a poco los científicos han logrado determinar a través de sus estudios en el hipocampo. El más reciente, sugiere existen células que cumplen la función de recoger los sucesos almacenados y asignarles un orden dentro de esta cadena de recuerdos.

La investigación, dirigida por el Centro Nacional de Investigación Científica de Francia, se ha centrado en el estudio de la “memoria episódica”. Es decir, la capacidad de recordar el “qué, dónde y cuándo” de una experiencia pasada. Logrando con ello identificar un tipo de células cerebrales nunca antes estudiado: las células del tiempo.

¿Cómo el cerebro organiza nuestros recuerdos?

Créditos: Feinberg News Center

El estudio, publicado en el Journal of Neuroscience encontró que para organizar distintos momentos de experiencia, el cerebro hace uso de las células del tiempo. Pequeñas estructuras genéticas ubicadas en el hipocampo, lugar encargado de la transformación de las memorias en recuerdos

Estas células parecen activarse a medida que se desarrolla un suceso en nuestro día a día, como por ejemplo, cuando conocemos a alguien en la calle. Proporcionando un registro detallado de esa experiencia. Esto se conoce como “hilado narrativo de las células” y ayuda a fijar los recuerdos en un orden continuo dentro de la memoria. De manera que los nuevos recuerdos no se superpongan o eliminen a los anteriores.

Estas neuronas podrían desempeñar un papel importante en cómo se representan los recuerdos en el cerebro. Pues cuando recordamos un suceso, podemos recordar no solo lo que nos sucedió, sino también dónde estábamos y cuándo nos sucedió”. 

Leila Reddy, investigadora de neurociencia del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia

Una teoría sobre la memoria, que si bien se había considerado años atrás durante un estudio al cerebro de los roedores, no fue validada hasta ahora cuando el equipo del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia identificó este mismo tipo de “célula del orden” en el hipocampo humano que organiza los recuerdos. 

La memoria y las células del tiempo

Créditos: The Conversation

Para dar con estas células en el cerebro humano, Reddy y su equipo examinaron durante una semana la actividad del hipocampo de pacientes con epilepsia, cuyos cerebros eran monitoreados constantemente por electrodos. 

Al principio del experimento, se les presentó a los participantes una secuencia de cinco a siete imágenes de diferentes personas o escenas en un orden y un tiempo predeterminado. Una vez el desfile de imágenes se detuvo, se les pidió a los participantes decidir cuáles imágenes iban en secuencia. Algo que hicieron satisfactoriamente.

A partir de las 60 repeticiones, las células del tiempo parecen activarse; sin importar qué imagen se mostrara o en qué orden, estas se segregan del hipocampo y comienzan a generar recuerdos”.

Matthew Self, investigador del Netherlands Institute for Neuroscience

Para corroborar esto, los investigadores repitieron el experimento, agregando una pantalla negra al final de cada secuencia como una distracción. Cuando se les preguntó sobre el orden de las imágenes en la secuencia, estos también respondieron satisfactoriamente. Inclusive con mayor precisión que en el primer experimento. 

Al comparar la actividad eléctrica del cerebro en ambos casos, Reddy descubrió que las células del tiempo se activaban en respuesta a una secuencia de eventos. Pero también cuando no había continuidad en los eventos, como en el caso de la pantalla en negro.

Por lo cual, los investigadores concluyeron que debían existir distintas células de tiempo en el hipocampo, que se encargaran de poner orden a los recuerdos en escalas de tiempo diferentes. Lo cual explicaría cómo estas células pueden recordar también fechas y lugares con tanta precisión

Las células del tiempo pueden poner orden dentro de la neurociencia 

El estudio del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia confirma no sólo la existencia de células del tiempo que ordenan los recuerdos en el hipocampo humano. Sino también la posibilidad de manipular estas células para modificar la memoria a corto y largo plazo. 

En este sentido, los hallazgos obtenidos podrían ayudar a pacientes con Alzheimer y otras afecciones neurodegenerativas, quienes pueden recordar eventos pero tienen problemas para colocarlos en el orden correcto. Contribuyendo al desarrollo de tratamientos, o incluso  “prótesis de memoria”.

Esto puede proporcionar una estrategia de neuromodulación para la restauración o mejora de la memoria. La actividad de las celdas de tiempo también se puede monitorear para determinar qué ocurre cuando se aplican impulsos eléctricos durante dicho procedimiento”.

Jorgen Sugar, profesor asociado de fisiología en la Universidad de Oslo

Sin embargo, por el momento, la raza humana deberá seguir dependiendo de sus cerebros y de la capacidad de sus células para poner orden a sus recuerdos. 

Referencias: 

Cells Deep in Your Brain Place Time Stamps on Memories https://www.scientificamerican.com/article/cells-deep-in-your-brain-place-time-stamps-on-memories/

Escribir un comentario